¿Cómo mejorar la mala circulación de las piernas?

Las varices se presentan por causas genéticas y hormonales e impiden una buena circulación de la sangre. Para prevenirlas, los ejercicios cardiovasculares son los más recomendables.

El siguiente artículo estará dedicado a nuestras fieles y abnegadas compañeras de lucha diaria: “Nuestras piernas”. Cuantas veces las dejamos de lado sin darles la importancia y los cuidados que merecen por ayudarnos en tan valiosa función: Caminar y trasladarnos de un lado a otro.

¿Podrías imaginar cuan difícil sería nuestra vida sin ellas? ¿O si no pudieran funcionar correctamente? ¿Te lo has llegado a imaginar? Aprendamos a valorarlas y cuidarlas.. Un problema común en nuestra vida son las molestias a causa de la mala circulación en nuestros miembros inferiores. La mala circulación acarrea desde las molestas arañitas hasta varices anti-estéticas y sobre todo dolorosas, incapacitantes y con graves complicaciones como las trombosis.

La trombosis indica la formación de un coágulo de sangre en el interior de un vaso sanguíneo, este trombo o coágulo se puede convertir en émbolo si se desprende de su lugar de origen y es arrastrado por la corriente sanguínea con peligrosas consecuencias para la vida, incluso la muerte.

¿Qué son y por qué se producen las varices?

Son dilataciones de las venas a causa de que en su interior contienen sangre acumulada y estancada. En su mayoría se presentan por causas genéticas y hormonales, con mayor frecuencia en mujeres. Otras causas se deben a la obesidad, el embarazo, malos hábitos de vida, entre otros, los cuales impiden una buena circulación de la sangre ocasionando el aumento del tamaño de las venas.

¿Cuáles son algunas medidas preventivas?

Las caminatas de al menos 30 minutos son muy beneficiosas para la salud de las piernas.

La natación y los paseos en bicicleta también son muy recomendados para prevenir las varices. A la hora de ir a descansar lo mejor es elevar las piernas para contribuir al retorno venoso evitando el estancamiento de sangre.

Debemos evitar exponer las piernas a mucho calor, ya sea tomando el sol en horarios no adecuados o con baños de inmersión muy calientes. Podríamos optar por ropa más holgada y cómoda, en lugar de pantalones ajustados que limitan la buena circulación de la sangre.

La depilación con cera caliente no es recomendable para quienes sufren de várices. Los masajes también son beneficiosos, pero sin ser bruscos y sin mucha presión. Deben ser realizados por un especialista, en caso contrario se podrían agravar los síntomas.

Nutrición y remedios favorables

La Vitamina E es recomendable para quienes sufren de problemas de circulación.También la Crema de pimienta de cayena es utilizada para aplicarla externamente pudiendo mejorar esta dolencia de las piernas. La Niacina o Vitamina B3 relaja los vasos sanguíneos, mejorando la circulación. El extracto de Alcachofa disminuye la presión arterial, y previene la arteriosclerosis.

Tengamos en cuenta el valor de cuidar a nuestras piernas, para así disfrutar de una vida plena con nuestros seres más queridos sin ningún tipo de incapacidad.

Los remedios que podemos utilizar para mejorar la circulación de las piernas que generosamente nos otorga nuestra madre naturaleza serian:

  • Ginkgo biloba: posee la capacidad de dilatar las venas y de esa manera la sangre circula mejor.
  • Ajo: evita la formación de coágulos.
  • Uña de gato: disminuye la capacidad de coagulación de la sangre.
  • Cola de caballo: Actúa como diurético mejorando la circulación. Decocción durante 30 minutos de 100 gr de la planta seca por litro de agua. Beber un par de tazas al día.
  • Hamamelis: Se pueden realizar fricciones o friegas con agua de hamamelis para aliviar el dolor y la hinchazón de piernas por las varices.
  • Castaño de Indias: Decocción de la corteza, una cucharadita por vaso de agua. Beber un par de tazas al día.
  • Argán: el aceite de Argán se puede utilizar crudo en ensaladas.
  • Sauce: Infusión de una cucharada pequeña de corteza por vaso de agua. Beber un vaso cada dos días.

¿Con qué frecuencia debo utilizar el sauna?

Mucha gente en buena salud puede disfrutar los beneficios del sauna frecuentemente, siempre y cuando sepa cuánto tiempo puede permanecer ahí de forma segura. Decidir con qué frecuencia y cuánto tiempo usar el sauna es cuestión de qué beneficios deseas recibir en tu experiencia en el sauna. Los saunas pueden ser un beneficio para tu cuerpo; utilizarlo puede ayudar a mejorar tu salud y a relajarte. Antes de usar el sauna, pregunta a tu médico si es seguro, especialmente si tienes historial respiratorio o problemas de corazón, presión arterial alta, anemia o enfermedad renal.
¿Con qué frecuencia y cuánto tiempo debes usar el sauna? (Imagen: Image by Flickr.com, courtesy of Joi Ito)
Otras personas están leyendo
Instrucciones para usar un saunaCómo convertir un cuarto de baño en un sauna

Cómo funcionan los saunas

Los saunas incrementan la sudoración del cuerpo. (Imagen: frauen in sauna image by Dron from Fotolia.com)
Los saunas sirven para incrementar la sudoración del cuerpo en un lugar caliente y cerrado. Considerando un día caluroso, esto refresca el cuerpo; en el sauna cerrado permaneces caliente y sudando. Ésto abre tus poros y hace que tu sangre circule más rápido, liberando las toxinas a través de tus poros y el sudor.

Tipos

Tipos de sauna. (Imagen: sauna(n/b) image by Sébastien Goetschmann from Fotolia.com)
En saunas húmedos, o saunas tradicionales, los participantes vierten agua sobre rocas calientes, produciendo vapor caliente. El calentador convencional del cuarto es lo que hace a la gente sudar. Los saunas secos, como los que se encuentran en los gimnasios y spas, utilizan emisores infrarrojos sin vapor. Los calentadores infrarrojos centran las emisiones en calentar el cuerpo orgánico dentro del sauna, no el aire. Esto calienta a las personas de adentro hacia afuera elevando la temperatura central del cuerpo al tiempo que se produce la misma reacción de sudoración.
Tiempo de preparación

Tiempo de preparación del sauna. (Imagen: sauna image by Horticulture from Fotolia.com)
Los saunas tradicionales se alimentan por medio de una estufa de leña, se pueden calentar en 35 o 60 minutos, o en menos con calentadores eléctricos. Los saunas secos de infrarrojos se calientan en un máximo de 20 a 30 minutos, pero requieren al inicio cinco o más minutos para que los emisores calientes comiencen a calentar.

Usos recomendados

Usos recomendados para el sauna. (Imagen: sauna image by Mikhail Olykainen from Fotolia.com)
Puedes utilizar un sauna una o más veces por semana, dependiendo de tu acceso. Los saunas caseros, spas y centros de salud te permiten usar el sauna cuatro o cinco veces por semana en sesiones cortas de hasta 20 minutos. Puedes utilizar el sauna para aliviar los músculos doloridos al final de la jornada de trabajo en una sesión diaria de 20 minutos. Algunos entusiastas van al sauna después de una sesión de gimnasio. Cuando las funciones de tu cuerpo están elevadas, lo que significa que tu temperatura está alta y tu circulación se incrementa por el trabajo en el gimnasio, debes usar el sauna por un máximo de 10 minutos. Bajo estas condiciones, con una sesión de sauna más larga corres el riesgo de sobrecalentamiento en tu cuerpo. Si utilizas el sauna para relajarte, elige un número menor de sesiones de hasta 30 minutos en una sola sesión. Ésto se puede hacer una o dos veces por semana, o máximo cada tercer día. En el estilo finlandés, el sauna de relajación es más largo si se incluye un ciclo de calentamiento-enfriamiento. Permanece en el sauna durante 15 minutos o hasta que el calor te parezca insoportable, y luego sal al aire fresco o salta a una piscina durante unos minutos. Vuelve al sauna. La repetición de este ciclo de cuatro o cinco veces puede ser refrescante, y tu experiencia en el sauna puede durar una hora o más. Sin embargo, limita este tipo de exposición al sauna a una vez por semana o con menor frecuencia.

Efectos del sauna

Bebe agua antes y después del sauna. (Imagen: vaso con agua y hielo image by Marco Antonio Fdez. from Fotolia.com)
Los efectos del sauna van desde la relajación para aliviar los dolores musculares a la desintoxicación del cuerpo a través de la sudoración de la piel. Además, los saunas te pueden refrescar y revitalizar. La condición de tu piel y tu circulación pueden mejorar, y tu salud en general se beneficia del proceso de limpieza regular. La sobreexposición o el uso excesivo del sauna puede ser peligroso. Puedes prevenir la deshidratación por sudar bebiendo varios vasos de agua antes y después del sauna. El riesgo de sobrecalentar tu cuerpo, similar a una insolación, puede ocurrir si permaneces largo tiempo en el sauna. Si comienzas a sentirte mareado o aturdido cuando estés en el sauna, finaliza la sesión inmediatamente. Debes refrescarte, descansar y beber agua antes de moverte.

¿QUÉ COLOR DE PELO ME FAVORECE?

Quieres cambiar tu look, pero no sabes bien cuál será el color de pelo que te favorecerá más. Tienes miedo a usar colores que no definan tu personalidad o incluso encontrarte con un cambio del que no estás del todo segura y con el que no te sientes cómoda. Si hay una cosa clara, es que quieres cambiar tu look y para ello, deberás de tener en cuenta diferentes factores como el color de piel, el color de tus ojos o incluso tus rasgos.

¿QUÉ TINTE ESCOGER SEGÚN TU COLOR DE OJOS?

Si estás perdida con qué color elegir para tu pelo, te damos unos consejos sobre los tonos que mejor te sentarán según el color de tus ojos. ¡Apunta!

OJOS VERDES

Prueba con los castaños claros o los rubios ceniza, sobre todo si tienes la piel clara. Con estos colores observarás como suavizarás tu rostro y dulcificarás los rasgos.

¿Necesitas más consejos para lucir espléndida con tus ojos verdes? Echa un vistazo a nuestro artículo con consejos para maquillaje con ojos verdes.

OJOS AZULES

Para los ojos azules un rubio oscuro con toques dorados será perfecto para dulcificar tu rostro. Si quieres un cambio de look total, ¡opta por los negros intensos y verás cómo potencias el color de tus ojos!

OJOS MARRONES/MIEL

No dudes en apostar por los colores de pelo castaños y chocolates si tus ojos son marrones cálidos. Si quieres aplicar una nota de color, añade a tu look unas mechas californianascontraste. ¡Sensual y provocadora!

OJOS NEGROS

Para los ojos muy oscuros, lo mejor es apostar por colores de pelo negros y marrones intensos, sobre todo si tienes la piel bronceada. Los tonos oscuros tienden a endurecer los rasgos, así que este color será perfecto si quieres dejar atrás tu apariencia de niña buena. ¡Sé una Lady Rocker!

¿QUÉ COLORACIÓN ESCOGER SEGÚN TU TONO DE PIEL?

PIEL CLARA

Opta por los rubios claros, los dorados o los castaños cobrizos. Los rojizos también será n una apuesta segura. Olvídate de este color, si tienes la piel muy oscura o estas muy bronceada.Ten cuidado con tus cejas. Si las tienes mucho más oscuras que el color de tu pelo, tíñelas levemente, si no tu cambio de look podría resultar demasiado artificial.

PIEL OSCURA

Opta por los tonos castaños, los caobas o berenjenas y por supuesto, los marrones muy oscuros y negros.Si quieres mostrar un rostro más aniñado, prueba a utilizar castaños más claros o incluso algunas mechas o reflejos, mostrando un equilibrio entre tu piel y tu cabello. ¡Es la apuesta más segura para lucir un cabello natural!

¿QUÉ ES UN PESO SALUDABLE?

El índice de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés) es una de las maneras en que usted y su médico pueden saber si usted tiene un peso saludable, sobrepeso o está obeso. Un BMI de 18.5 a 24.9 está en el rango de peso saludable. Por ejemplo, si Juan mide 1.72 metros (5’8″) y pesa 68.04 kilos (150 libras), su BMI es 23, lo que significa que tiene un peso saludable. En la tabla a continuación, busque su altura en la columna a la izquierda y busque su peso en la parte de abajo. El número indicado es su BMI. Si su BMI está en el rango de sobrepeso o de obesidad en la tabla, quizás usted tenga que cambiar lo que come y cuánto come. También deberá hacer más ejercicios.

¿Por qué es importante que yo coma saludablemente y me mantenga activo físicamente?

Tener sobrepeso o estar obeso y mantenerse inactivo le pueden causar:

  • Diabetes tipo 2
  • Presión arterial alta
  • Enfermedad cardíaca
  • Colesterol alto
  • Algunos tipos de cáncer
  • Apnea del sueño (cuando se deja de respirar por períodos cortos de tiempo mientras duerme)
  • Osteoartritis (cuando las articulaciones se desgastan)

Cuadro del índice de masa corporal

Para usar este cuadro, encuentre su estatura en la columna de mano izquierda debajo de la palabra “Estatura”. Siga esa línea horizontalmente hasta llegar a su peso. El número que se indica en el tope de la columna es su IMC. Las libras han sido redondeadas.​

Normal Sobrepeso Obesos
IMC 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39
Estatura
(en pulgadas)
Peso
(en libras)
58 91 96 100 105 110 115 119 124 129 134 138 143 148 153 158 162 167 172 177 181 186
59 94 99 104 109 114 119 124 128 133 138 143 148 153 158 163 168 173 178 183 188 193
60 97 102 107 112 118 123 128 133 138 143 148 153 158 163 168 174 179 184 189 194 199
61 100 106 111 116 122 127 132 137 143 148 153 158 164 169 174 180 185 190 195 201 206
62 104 109 115 120 126 131 136 142 147 153 158 164 169 175 180 186 191 196 202 207 213
63 107 113 118 124 130 135 141 146 152 158 163 169 175 180 186 191 197 203 208 214 220
64 110 116 122 128 134 140 145 151 157 163 169 174 180 186 192 197 204 209 215 221 227
65 114 120 126 132 138 144 150 156 162 168 174 180 186 192 198 204 210 216 222 228 234
66 118 124 130 136 142 148 155 161 167 173 179 186 192 198 204 210 216 223 229 235 241
67 121 127 134 140 146 153 159 166 172 178 185 191 198 204 211 217 223 230 236 242 249
68 125 131 138 144 151 158 164 171 177 184 190 197 203 210 216 223 230 236 243 249 256
69 128 135 142 149 155 162 169 176 182 189 196 203 209 216 223 230 236 243 250 257 263
70 132 139 146 153 160 167 174 181 188 195 202 209 216 222 229 236 243 250 257 264 271
71 136 143 150 157 165 172 179 186 193 200 208 215 222 229 236 243 250 257 265 272 279
72 140 147 154 162 169 177 184 191 199 206 213 221 228 235 242 250 258 265 272 279 287
73 144 151 159 166 174 182 189 197 204 212 219 227 235 242 250 257 265 272 280 288 295
74 148 155 163 171 179 186 194 202 210 218 225 233 241 249 256 264 272 280 287 295 303
75 152 160 168 176 184 192 200 208 216 224 232 240 248 256 264 272 279 287 295 303 311
76 156 164 172 180 189 197 205 213 221 230 238 246 254 263 271 279 287 295 304 312 320
Obesidad Extrema
IMC 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54
Estatura
(en pulgadas)
58 191 196 201 205 210 215 220 224 229 234 239 244 248 253 258
59 198 203 208 212 217 222 227 232 237 242 247 252 257 262 267
60 204 209 215 220 225 230 235 240 245 250 255 261 266 271 276
61 211 217 222 227 232 238 243 248 254 259 264 269 275 280 285
62 218 224 229 235 240 246 251 256 262 267 273 278 284 289 295
63 225 231 237 242 248 254 259 265 270 278 282 287 293 299 304
64 232 238 244 250 256 262 267 273 279 285 291 296 302 308 314
65 240 246 252 258 264 270 276 282 288 294 300 306 312 318 324
66 247 253 260 266 272 278 284 291 297 303 309 315 322 328 334
67 255 261 268 274 280 287 293 299 306 312 319 325 331 338 344
68 262 269 276 282 289 295 302 308 315 322 328 335 341 348 354
69 270 277 284 291 297 304 311 318 324 331 338 345 351 358 365
70 278 285 292 299 306 313 320 327 334 341 348 355 362 369 376
71 286 293 301 308 315 322 329 338 343 351 358 365 372 379 386
72 294 302 309 316 324 331 338 346 353 361 368 375 383 390 397
73 302 310 318 325 333 340 348 355 363 371 378 386 393 401 408
74 311 319 326 334 342 350 358 365 373 381 389 396 404 412 420
75 319 327 335 343 351 359 367 375 383 391 399 407 415 423 431
76 328 336 344 353 361 369 377 385 394 402 410 418 426 435 443
Fuente: Clinical Guidelines on the Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight and Obesity in Adults. The Evidence Report. Publicación de NIH No. 98–4083: Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre; 1998.

​¿Cómo me puedo mantener saludable?

Usted puede hacer muchas cosas para mantenerse saludable. Cambios simples a su dieta —como comer una variedad de frutas, vegetales y granos integrales y el cocinar con menos grasa— pueden hacer una diferencia. Sea más activo: camine en vez de manejar, o suba las escaleras en vez de tomar el elevador. Esto puede ayudarlo a mantenerse saludable. Si usted comienza ahora a hacer estos cambios saludables, usted puede mejorar su salud en general.

¿Qué me hace subir de peso?

Las personas aumentan de peso cuando comen más comida de lo que el cuerpo necesita. Otros factores que pueden contribuir a aumentar de peso son:

  • Familia. Pesar demasiado tiende a venir de familia. Los padres pueden pasar los problemas de peso a sus hijos a través de los genes. Los padres, los hijos y las personas que los cuidan también pueden tener sobrepeso porque comparten los mismos malos hábitos de alimentación y de ejercicio.
  • Hábitos. Comer alimentos muy altos en grasas y calorías, o más comida de lo que su cuerpo necesita, lo pueden llevar a tener sobrepeso. Estar inactivo también lo puede llevar a pesar más de lo que debe.
  • El mundo a su alrededor. Tanto en su casa como en su oficina, usted y su familia están rodeados de comida y de mensajes sobre la comida. Es fácil comer más de lo que su cuerpo necesita. El uso habitual de controles remotos, escaleras mecánicas, computadoras, y televisores puede reducir su nivel de actividad física haciendo que usted se mueva menos, lo que a la larga le puede causar que aumente de peso. Aunque usted no pueda controlar todos los factores que lo llevan a tener sobrepeso, usted puede hacer muchas cosas para mejorar su salud.

​Nutrició​​​​n

Usted puede hacer muchas cosas para mejorar sus hábitos de alimentación. Trate de comer una variedad de frutas, vegetales y granos integrales todos los días. También le puede dar más sabor a sus recetas favoritas incorporando las frutas y vegetales que le gustan.

Si está tratando de controlar su peso, coma sus comidas a horas regulares. Cuando usted omite una de las comidas, puede causar un hambre descontrolada lo que puede hacerle comer más de lo que necesita. Cuando se tiene mucha hambre, es fácil olvidarse de la buena nutrición. Pero el hambre no es la única razón para comer demasiado. Usted también puede comer demasiado cuando está contento, triste, aburrido o enfadado. Para controlar el hambre, coma pequeños refrigerios saludables entre comidas, y fíjese cómo se siente antes de comer. Esto también lo puede ayudar a reducir las veces en que come demasiado.

Reduzca pero no elimine ciertos alimentos. Si las comidas que le gustan tienen mucha grasa, sal o azúcar, coma menos de estos alimentos y trate de no comerlas todos los días. Pero no las tiene que eliminar por completo.

Haga los cambios poco a poco. No espere que va a cambiar por completo sus hábitos de alimentación de la noche a la mañana. Es probable que algunos de sus hábitos de comer sean buenos. Hacer cambios pequeños a los hábitos que se necesita mejorar, como tomar bebidas bajas en calorías, comer alimentos sin o con poca grasa, o tomar agua en lugar de refrescos, puede ayudarle a comer menos calorías y a mejorar su salud. Aquí hay algunos consejos que puede tomar en cuenta.

​¿Qué puedo hacer para comer mejor?

  • Desayune todos los días.
  • Tome más agua en vez de gaseosas o jugos de frutas que contienen demasiada azúcar. Trate de tomar todos los días por lo menos ocho vasos de agua de 8 onzas cada uno. Añádale un pedazo de limón, lima o naranja para darle más sabor.
  • Coma a horas regulares y evite omitir comidas o sustituir una comida por un refrigerio alto en calorías y en grasa. Si tiene hambre entre comidas, coma un refrigerio saludable.
  • Mantenga refrigerios bajos en grasa y en calorías en su casa, trabajo, o carro para prevenir el hambre y evitar comer demasiado.
  • Coma todos los días una variedad de frutas y vegetales frescos, enlatados o congelados, de diferentes colores. Los vegetales de distintos colores proporcionan diferentes sustancias nutritivas. Escoja los vegetales de hojas verdes oscuras como la acelga y la espinaca, y vegetales rojos y anaranjados como las zanahorias, col morada, pimientos rojos y tomates. Las batatas, frutillas o fresas, moras y papayas tienen mucho sabor y proporcionan muchas sustancias nutritivas y pocas calorías.
    • Escoja más a menudo las frutas enteras o cortadas en vez de los jugos de frutas. Los jugos tienen poca o ninguna fibra y les añaden demasiada azúcar.
    • Añada vegetales a sus guisos, salsas y sopas favoritas.

Ideas para desayunos rápidos

  • Yogur bajo en grasa con frutas frescas como las fresas.
  • Frutas frescas o en lata (en su propio jugo).

Ideas para refrigerios bajos en grasa

  • Tostada de pan integral y leche baja en grasa o descremada.
  • Cereales con poca azúcar y que no sean cubiertos con azúcar.
  • Batidos hechos con frutas frescas o congeladas y con menta u otras hierbas que le gusten.
  • Coma los alimentos que le gustan pero coma en pequeñas cantidades los alimentos con mucha grasa y calorías, por ejemplo el helado, y fíjese cuantas veces los come.
  • Lea los “datos nutricionales” en las etiquetas para ver la cantidad de grasa y las calorías que contiene la porción listada.
  • Si come las comidas rápidas (“fast food”), trate de no comerlas todos los días y evite comer grandes cantidades de este tipo de comida.
  • Muchos restaurantes sirven demasiada comida. Para controlar lo que come sin dejar de disfrutar, llévese un poco de la comida a la casa para comerla al día siguiente.

Además de mejorar cómo y qué comen usted y su familia, también puede hacer algunos cambios pequeños cuando cocina.

Consejos para cocinar más saludablemente

  • Antes de cocinar, siempre quítele la piel al pollo y al pavo, y córtele el exceso de grasa a la carne.
  • Trate de hacer más sopas, especialmente aquellas con zanahorias, papas, frijoles rojos y negros y otros vegetales o legumbres que le gusten.
  • Prepare sus platos de pollo o pescado al horno, a la parrilla, a la brasa o al vapor en vez de freírlos.
  • Use aceites saludables como el aceite de oliva o de canola en vez de manteca o mantequilla.
  • Use sólo las claras y no el huevo entero cuando hornee o haga tortillas de huevo.
  • Cocine y coma comidas con menos sal. Use caldos bajos en sal o jugos cítricos para darle sabor a los alimentos.
  • Añada hierbas y especies parar sazonar sus comidas en vez de usar salsas cremosas, grasosas, o saladas.
  • Enfríe las sopas y salsas y con una cuchara quítele la grasa que se forma en la superficie antes de recalentarlas o comerlas.
  • Use un “spray” o rocío vegetal para saltear y hornear, para evitar que las tortas se peguen a los moldes.
  • Cuando fría su comida, séquela con papel toalla para quitarle el exceso de grasa, antes de servirla.
Tamaños de las porciones a servirse
Usted no siempre puede medir la cominda. Imaginese estas cosas en su mente y esto lo puede ayudar a calcular el tamaño de las porciones.
3 onzas de carne = un juego de naipes
1 onza de queso = cuatro dados
1 ración de pan = 1 rebanada de pan
1 ración de truta = 1 manzana mediana
6 onzas de jugo de fruta = ¾ taza de jugo de fruta
1 taza de fideos (pasta) o arroz = una pelota de béisbol
Fuente: Asociación Dietétca Americana. Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI)

¿Qué puedo hacer para perder peso?

Si usted quiere perder esas libras de más, ahora es el momento para comenzar. Los adultos que tienen sobrepeso o están obesos pueden desarrollar presión arterial alta y enfermedades cardíacas. Pesar demasiado también puede aumentar la probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2, que puede dañar sus vasos sanguíneos, ojos, corazón y riñones. Puede mejorar su salud perdiendo solamente entre 5 a 15 por ciento de su peso. Cuando trate de perder peso, acuérdese de escoger alimentos bajos en grasa, comer menos y hacer ejercicios. Por ejemplo, si pesa 200 libras, y pierde 5 por ciento de su peso, significa que pierde 10 libras. Usted puede perder entre ½ a 2 libras cada semana sin peligro.

Actividad física

La actividad física puede mejorar su salud y ser divertida. El ejercicio moderado le dará más energía y lo ayudará a controlar su peso. Las personas que son activas físicamente reducen el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, presión arterial alta, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer. Un programa regular de ejercicio también lo puede ayudar a dormir mejor, tener más energía, y sentirse con menos estrés. Aquí hay algunos consejos que usted puede tomar en cuenta.

¿Qué puedo hacer para ser más activo?

  • Antes de comenzar un programa de actividad física, hable con su profesional de la salud.
  • Seleccione una actividad que usted disfrute, ya sea montar en bicicleta, bailar o caminar.
  • Si no ha estado haciendo ejercicios regularmente, comience lentamente y poco a poco aumente la cantidad de tiempo que está activo y las veces que los hace.
  • Pídale a un amigo, miembro de la familia, o compañero del trabajo que haga el ejercicio con usted. Esto lo hará más divertido.
  • A la hora del almuerzo, salga a caminar con un compañero de la oficina.
  • Use zapatos cómodos y adecuados para la actividad que va a realizar y que le protejan sus pies y tobillos dándoles el soporte necesario.
  • Use las escaleras en vez del elevador.
  • En áreas seguras, estacione el carro más lejos de las entradas a las tiendas, teatros o su casa, para que así camine más.
  • Arregle su patio o el patio de su iglesia, del colegio de su hijo o del parque de la vecindad.
  • Recoja las hojas, corte el césped, o siembre flores en el jardín.
  • Bájese del bus o del tren unas paradas antes de la suya y vaya a pie el resto del camino, siempre y cuando el área no sea peligrosa.
  • Inscríbase en un equipo de deportes en su comunidad. Conocerá a nuevas personas, se divertirá, y aumentará su actividad física.
  • Conozca la ciudad donde vive. Visite sus museos, áreas históricas y parques. Además de aprender algo nuevo, usted caminará por horas y ni se dará cuenta.
  • Camine después de la cena en vez de mirar la televisión.

Recuerde que la actividad física no tiene que ser desagradable. Escoja una actividad que disfrute y trate de hacer esta actividad 30 minutos al día, la mayoría de los días de la semana, preferiblemente todos los días.

Recuerde que debe fijarse metas razonables y observar su progreso. Si tiene problemas de salud o necesidades especiales, hable con su profesional de la salud antes de comenzar cualquier programa de ejercicio.

Consejos para ayudarlo en sus esfuerzos para perder peso:

  • Hable con su profesional de la salud antes de comenzar un plan nuevo de alimentación y de actividad física.
  • Concéntrese en desarrollar un plan para comer saludablemente y no en hacer una “dieta.” Las dietas lo ayudarán a perder peso a corto plazo, pero es necesario tener una rutina de ejercicios y comer más sanamente para no volver a aumentar esas libras.

    Cosas que debe recordar cuando comience un programa de pérdida de peso:

    • Haga cambios pequeños que son más fáciles de seguir. Sea realista sobre sus metas de pérdida de peso.

    • Sea atrevido cómo come y qué come. Experimente con nuevas recetas y usa hierbas y especias.

    • Espere contratiempos y derdónese. Consiga que su familia y amigos lo ayuden.

    • Sea activo. ¡Muévase más!

  • Tome por lo menos ocho vasos de agua al día. Se sentirá más lleno y quizás coma menos.
  • Prepare un almuerzo saludable en vez de comprarlo. Así controla la cantidad, el número de calorías y el tamaño de sus porciones, al mismo tiempo que ahorra dinero.
  • Recuerde que el término “bajo en grasa” o “low-fat” no significa que es bajo en calorías. Si está tratando de perder peso, tiene que contar tanto la grasa como las calorías.
  • Cuando coma fuera de la casa, si es posible, pida un plato más pequeño, coma sólo la mitad de la comida y lleve el resto a la casa.
  • Pídale a su familia y amigos que lo respalden.
  • Fíjese metas realistas y celebre los triunfos.

​Recetas favoritas que han sido adaptadas

Yuca (mandioca) frita al hornoUtilice un “spray” vegetal para reducir la grasa.

1 libra de yuca (mandioca) fresca pelada, cortada en trozos de 3 pulgadas (7.6 centímetros) o 1 libra de yuca congelada pelada

Aceite vegetal en “spray”

  1. Caliente el horno a 350° F.
  2. En una olla ponga la yuca y añada suficiente agua fría para cubrirla con 1 pulgada (2.5 centímetros). Hierva el agua, baje la temperatura y continúe cociendo la yuca durante unos 20 a 30 minutos más, o hasta que esté blanda.
  3. Transfiera la yuca con un cucharón con agujeros a una tabla de cortar y déjela enfriar. Córtela a lo largo en trozos de ¾ de pulgada (1.9 centímetros), quitándole el centro fibroso.
  4. Engrase una lata de hornear con el “spray” vegetal. Ponga los pedazos de yuca en la lata y rocíeles con el “spray” vegetal. Cúbrala con papel aluminio y hornéela durante 8 minutos. Destápela y hornéela durante 7 minutos más.

Rinde: 6 porciones

Información nutritiva por porción: 91 calorías; <1 g de grasa total; <1 g grasa saturada; 0 mg colesterol; 3 mg sodio; 66 mg calcio; 3 mg hierro.

Fuente: Platillos Latinos ¡Sabrosos y Saludables! El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones, y la Sangre y la Oficina de Investigación en la​ Salud de Poblaciones Minoritarias. 

Guiso de Pollo

8 presas de pollo (pechugas o piernas)

1 taza de agua
2 dientes pequeños de ajo, picado finamente
1 cebolla pequeña picada
1½ cucharaditas de sal
½ cucharadita de pimienta
3 tomates medianos, cortados en pedazos
1 cucharadita de perejil picado
¼ taza de apio picado finamente
2 papas medianas peladas y cortadas en pedazos
2 zanahorias pequeñas picadas
2 hojas de laurel
  1. Quítele la piel y el exceso de grasa al pollo. En una sartén grande, ponga el pollo, agua, ajo, cebolla, sal, pimienta, tomates y perejil y revuelva. Cúbralo bien y cocine a fuego lento durante 25 minutos.
  2. Añada el apio, papas, zanahorias y hojas de laurel. Cocine 15 minutos más o hasta que el pollo y los vegetales estén blandos. Antes de servir, retire las hojas de laurel.

Rinde: 8 porciones

Información nutritiva por porción: 206 calorías; 6 g grasa total; 2 g grasa saturada; 75 mg colesterol; 489 mg sodio; 32 mg calcio; 2 mg hierro.

Fuente: Platillos Latinos ¡Sabrosos y Saluda​bles! El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones, y la Sangre y la Oficina de Investigación en la Salud de Poblaciones Minoritarias.

Para ser más saludable

Quizás le sea difícil comer saludablemente y mantener una rutina de ejercicio, especialmente si usted también tiene que cuidar su familia y cumplir con las otras demandas de una vida agitada. Pero sí se puede hacer. Escoja una actividad que le guste. Fije su propio paso. Pruebe nuevas frutas, especias y maneras de preparar sus comidas. Recompense sus logros. Deje que su familia y amigos lo ayuden. Y no se rinda. ¡Usted y su salud se lo merecen!

Cómo Alimentarse y Mantenerse Activo Durante Toda La Vida

Consejos para adultos

  • Desayune todos los días. Las personas que desayunan son menos propensas a comer demasiado más adelante en el día.
  • Escoja granos integrales con más frecuencia. Pruebe los panes y pastas integrales, la avena, el arroz moreno o elbulgur (trigo entero precocido).
  • Coma todos los días una variedad de vegetales de todos los colores. Los vegetales de diferentes colores proporcionan nutrientes diferentes.
  • Tanto en la casa, como en el trabajo o para cuando salga al apuro, tenga a mano refrigerios bajos en grasa y en azúcar para combatir el hambre y evitar comer desmasiado.
  • En los restaurantes, coma sola la mitad del plato y lleve el resto a casa.
  • Salga con su familia de paseo a los museos, el zoológico o un acuario. Ustedes caminarán horas de horas sin darse cuenta.
  • Vaya a caminar después de cenar en lugar de sentarse a ver televisión.
  • Duerma lo suficiente.

Recursos adicionales de informaci​ón

Para más información, póngase en contacto con las siguientes organizaciones:American Diabetes Association
(Asociación Americana de Diabetes)
1701 North Beauregard Street
Alexandria, VA 22311
Phone: 703–549–1400
Toll-free: 1–800–342–2383
Fax: 703–549–6995
Web page: http://diabetes.orgExternal Link Disclaimer

American Heart Association—National Center
(Centro Nacional de la Asociación Americana del Corazón)
7272 Greenville Avenue
Dallas, TX 75231-4596
Toll-free: 1–800–242–8721
Fax: 214–706–2139
Web page: http://www.heart.orgExternal Link Disclaimer

National Alliance for Hispanic Health
(Alianza Nacional para la Salud Hispana)
1501 16th Street, N.W.
Washington, DC 20036-1401
Phone: 202–387–5000
Fax: 202–797–4353
Web page: http://www.hispanichealth.orgExternal Link Disclaimer

National Center for Education in Maternal and Child Health
(Centro Nacional de la Educación en Salud Maternal e Infantil)
2000 15th Street North, Suite 701
Arlington, VA 22201
Web page: http://www.ncemch.orgExternal Link Disclaimer

National Council of La Raza
(Consejo Nacional de La Raza)
1111 19th Street, N.W., Suite 1000
Washington, DC 20036
Phone : 202–785–1670
301–604–7983 Centro de Distribución de Información
Toll-free: 1–800–311–6257
Fax: 202–776–1792
Web page: http://www.nclr.orgExternal Link Disclaimer

National Diabetes Education Program
(Programa Nacional de Educación de la Diabetes)
1 Information Way
Bethesda, MD 20892-3560
Web page: http://ndep.nih.govExternal NIDDK Link

National Diabetes Information Clearinghouse
(Centro Nacional de Distribución de Información sobre la Diabetes)
1 Information Way
Bethesda, MD 20892–3560
Toll-free: 1–800–860–8747
Web page: http://diabetes.niddk.nih.gov/index_sp.htmExternal NIDDK Link

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases
(Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales)
National Institutes of Health
31 Center Drive, MSC 2560
Bethesda, MD 20892–2560
Web page: http://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/Pages/default.aspx


Weight-control Information Network

(Red de Información para el Control de Peso)

1 Win Way
Bethesda, Maryland 20892–3665
Teléfono: 202–828–1025
Fax: 202–828–1028
Línea gratuita: 1–877–946–4627
Dirección electrónica: win@info.niddk.nih.gov
Sitio Web: http://www.win.niddk.nih.govExternal NIDDK Link

La Red de Información para el Control de Peso (WIN) es un servicio del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK), que forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), bajo el Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos. Conforme a la autorización del Congreso (Ley Pública 103-43), WIN reúne y disemina información sobre el control de peso, la obesidad y trastornos nutricionales a profesionales de la salud y al público en general. WIN responde a pedidos de información; desarrolla, revisa y distribuye publicaciones; y desarrolla estrategias de comunicación para animar a las personas a que logren y mantengan un peso saludable.

Las publicaciones producidas por WIN son cuidadosamente revisadas por científicos del NIDDK y expertos externos. Este folleto también fue revisado por Gino E. Mendoza, M.D., American Academy of Family Practice; Eva Myers, M.D., Suburban Hospital; y Luz Myriam Neira, Ph.D., Public Health Nutrition Consultant, Mary’s Center for Maternal and Child Care.

¿Qué es una dieta balanceada?

Todo el mundo ha escuchado que debe llevar una dieta balanceada. Pero ¿verdaderamente sabes lo que significa?  En Vida y Salud queremos darte algunas recomendaciones para que tu dieta nos sólo sea balanceada sino, además, sabrosa y saludable, en la que abunden esos alimentos que tanto te gustan sin que falten todos los nutrientes que necesitas para sentirte bien y vivir más y mejor. ¿Te gusta la idea?

Comer es un placer y una necesidad. Tu cuerpo necesita nutrientes para poder desarrollarse y  funcionar correctamente, pero hay alimentos que cuando los comes en exceso pueden causar malestar y enfermedades, sino en el momento, a largo plazo.

Por eso, lo ideal sería que esas comidas que tanto te agradan sean las mismas que tu cuerpo necesita, aunque frecuentemente, ocurre lo contrario. Sin embargo, no es tan difícil cambiar este hecho y, la buena noticia, es que sólo depende de ti…

Imagínate que tu comida favorita es la pizza o las hamburguesas. Si comieras pizza o hamburguesas todos los días, tu cuerpo estaría recibiendo siempre los mismos nutrientes y le faltarían otros. Además, la pizza tiene muchos carbohidratos y las hamburguesas mucha grasa, dos componentes que fomentan la obesidad, la diabetes y todas las complicaciones asociadas a estas condiciones.

¿Debes dejar de comer pizza, hamburguesas o esas comidas que tanto te gustan? Pues no. Uno de los errores más frecuentes a la hora de pensar en una dieta saludable es creer que todo lo que te gusta está prohibido. Por el contrario, la idea es que la comida siga siendo placentera, pero que también te permita sentirte bien, ahora y en el futuro, de modo que sea realmente la disfrutes.

Entonces, la regla número uno para lograr una dieta balanceada es que tengas en claro que cambiar no es limitar sino, por el contrario, abrirse a nuevas combinaciones de colores y saboresque pueden resultar igualmente exquisitas.

Regla número dos: no pretendas que el cambio se produzca de un día para otro, como por arte de magia. Hay cosas que son cuestión de paladar, si alguna vez has hecho alguna dieta estricta lo sabes perfectamente. ¿Cuánto tiempo te tomó recuperar el peso que habías perdido?

De hecho, no te será muy difícil poder mantener una alimentación balanceada. Por el contrario, una vez que estés convencido de que sumas y no que limitas, lo siguiente es ir incorporando nuevos ingredientes poco a poco, para que el paladar se vaya acostumbrando lentamente. ¡Veras cuánto cambias!, ¡más rápido de lo que te imaginas!

¿Pero qué cosas son las que debes ir agregando o las que no deberían faltar en tu dieta? Guarda ese libro de postres y la guía sobre como cocinar las mejores pastas. Ahora debes conocer un poco más acerca de los alimentos en general, qué nutrientes nos proporcionan y cómo seleccionarlos para mantener la salud y el buen gusto.

Los nutrientes principales que los distintos alimentos le aportan al cuerpo son: vitaminas, proteínas,carbohidratos o azúcares, grasas, fibras, minerales y ¡agua! No se te olvide agregar el agua a tu dieta. Haz la prueba: la próxima vez que sientas hambre, prueba tomar un vaso de agua. Si se te pasa el hambre, era sólo sed, que muchas veces se confunde con ganas de comer.

En cuanto a los alimentos, las frutas y las verduras son las que deberían ocupar el primer lugar entu plato, ya que son bajas en calorías y están llenas de nutrientes como vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra (procura comer un mínimo de 5 porciones diarias).

Como fuente de fibra, también puedes elegir los alimentos integrales, como el arroz y otros granos enteros, o los panes hechos con salvado de trigo o harina integral, que son más saludables que los productos elaborados en base a las harinas refinadas.

Otro tema sumamente importante a la hora de pensar en la dieta son las grasas, que tienen mala fama pero son necesarias para la nutrición del cerebro, el corazón, el cabello, la piel y las uñas. Sólo que hay distintos tipos de grasas y algunas son más saludables que otras. Las recomendables son las que provienen de las plantas, como el aceite de canola, de oliva o del maní, y de las nueces, de las almendras y de las semillas. Los pescados también tienen ácidos grasos saludables, como el omega-3 y el omega-6.

Por el contrario, debes tener cuidado con las grasas saturadas que provienen principalmente (aunque no exclusivamente) de los alimentos de origen animal, como la carne roja y la leche entera, y también debes evitar las grasas trans que se encuentran en los productos procesados con aceites vegetales parcialmente hidrogenados, como las margarinas, las galletitas, las donas y las comidas fritas.

Con respecto a las proteínas, son importantes porque, junto con los carbohidratos, le dan energía a tu cuerpo y le permiten desarrollar las células, los tejidos y órganos con normalidad. Si no tienes suficientes proteínas, por ejemplo, se puede demorar el crecimiento, se reduce la masa muscular y se puede debilitar tu sistema de defensas, por ejemplo.

Ahora bien, una de las principales fuentes de proteínas son los alimentos de origen animal, y acabamos de decir que estos tienen ese tipo de grasas que hay que evitar. ¿En qué quedamos? Pues en encontrar el equilibrio justo, servirse porciones pequeñas y no excederse.

Además, puedes obtener proteínas de otras fuentes, como de los frijoles (habichuelas) o de las leguminosas como los garbanzos,  y las lentejas, o de las nueces y las almendras y de los productos de soja o soya. Pero es mejor que evites estos productos si tienen azúcar agregada o si están fritos.

En el grupo de las proteínas también se encuentran la leche, el queso y los lácteos en general, que son más conocidos por su aporte de calcio que mantiene los huesos fuertes y sanos. Además, como decíamos antes, también tienen el tipo de grasas que hay que consumir con moderación (pero puedes seleccionar los bajos en grasa o desgrasados). Otras fuentes de calcio que puedes incluir en tu dieta son los vegetales de hojas verdes, las coles, el hinojo, los espárragos, los champiñones y los frijoles (habichuelas).

Por otro lado, recuerda que la forma en que cocinas los alimentos también es importante. Procura evitar las recetas que requieren que frías los alimentos. Selecciona las comidas horneadas, frescas o cocidas al vapor. Y recuerda no excederte ni con la sal ni con el azúcar, ya que ambos ingredientes, en general, están presentes en la mayoría de los productos y no es necesario agregarles más.

Ten en cuenta que el exceso de sal puede contribuir a la presión arterial alta mientras que consumir demasiada azúcar (especialmente si es refinada no es saludable) además de que contribuye a la obesidad. Para reemplazar la sal, puedes agregar una variedad de condimentos, existe una variedad increíble y con una pequeña pizca puedes cambiar tus comidas. Para endulzarlas, en cambio, existen distintos endulzantes naturales y artificiales que puedes usar en lugar del azúcar tradicional.

En conclusión: Simplifica la dieta, no te compliques con recetas que no entiendas, sólo agrégale colores al plato y muchos vegetales. Come porciones de tamaño moderado y disfruta tus comidas. Además, si puedes, procura comer acompañado y préstale atención al hecho de que estas comiendo, piensa en los sabores, los aromas y la textura de los alimentos (una buena idea es apagar el televisor y la computadora, suelen hacer que comas en exceso sin darte cuenta).

Por último, no te olvides del ejercicio, que también debe ser parte de una rutina saludable. Considera incorporar las actividades que te agradan como si fueran un ingrediente más de tu dieta.

¡Anímate!, puede ser divertido y seguro será muy conveniente y más saludable, si poco a poco vas logrando que tu plato se ponga en forma

¿Sabes por qué las berenjenas no deben faltar en tu dieta?

Resulta curioso pensar que durante un tiempo se consideró a las berenjenas como un alimento tóxico. La razón de ello se debe a la presencia de la “solanina“, un tipo de alcaloide que puede hacernos daño solo si consumimos berenjenas crudas y altísimas cantidades, lo cual es improbable. Ahora bien, en el momento en que se tuvieron en cuenta los grandes beneficios de estos vegetales, se volvieron algo indispensable en nuestra alimentación.

La berenjena es un tesoro natural de propiedades para la salud, es rica en numerosos nutrientes y muy pocas calorías, de ahí que sea el complemento ideal en las dietas de adelgazamiento. ¿Y qué decir de su sabor? Son deliciosas y nos ofrecen muchas opciones para cocinarlas.

Hoy en nuestro artículo queremos convencerte de la necesidad de incluir semanalmente entre dos o tres berenjenas en tu dieta. Te explicamos las razones.

1. Todo lo que las berenjenas pueden hacer por tu salud

Podemos hacerlas al horno, rellenas o en laminitas, o podemos incluso prepararnos un agua curativa para reducir el colesterol y bajar de peso. Las berenjenas nos ofrecen varias opciones de cocción y conviene tenerlas todas en cuenta según nuestras necesidades. Puede que solo necesites beneficiarte de un vegetal nutritivo, o puede que quieras curar tu anemia o cuidar de tu salud hepática.

Sea cual sea tu necesidad, la berenjena es un alimento básico en tu dieta, y te explicamos por qué.

1. El poder nutritivo de las berenjenas

Las berenjenas rellenas son una delicia para nuestro paladar, lo sabemos, pero si además elegimos bien los alimentos con los que las cocinamos, pueden convertirse en un plato muy completo, sano y rico en nutrientes. Toma nota de las propiedades de este vegetal para nuestro organismo:

  • Son ricas en hierro, perfectas para cubrir la carencia de este mineral en caso de que suframos anemia.
  • La berenjena es rica en potasio, magnesio, cobre, calcio y ácido fólico, perfectos también par fortalecer nuestros huesos. Si estás embarazada, tampoco dudes en incluir berenjenas en tu dieta, ya que son muy beneficiosas para favorecer el correcto desarrollo del feto.

2. Berenjenas, grandes protectoras para numerosas enfermedades

Este vegetal es uno de los más ricos en antioxidantes, como por ejemplo, la antocianina, sin olvidar además con la vitamina E y los ácidos fenólicos, un cóctel natural para protegernos frente a los radicales libres y la incidencia de algunos tipos de cáncer.

3. Ideales para depurar el organismo

Gracias a su composición química, a sus enzimas y antioxidantes, la berenjena se alza como un remedio muy adecuado para eliminar toxinas y elementos nocivosque se acumulan en nuestro organismo debido a una mala alimentación o al sedentarismo.

Tampoco podemos olvidar que la berenjena tiene unos componentes llamados glicoalcaloides, los cuales nos van a ayudar a optimizar las funciones del hígado. Lo protegen y lo ayudan a eliminar químicos, toxinas y a producir más bilis. Así pues, la berenjena, además de ayudarnos a depurar el organismo, es muy terapéutica para nuestra salud hepática.

4. Las berenjenas, protectoras de nuestro corazón

Es interesante tener en cuenta que el consumo regular de berenjenas nos va ayudar a cuidar de nuestra salud cardíaca. Uno de los aspectos más relevantes y que ha sido objeto de estudio durante varios años es el hecho de que este vegetal es un gran antiangiogénico.

¿Y qué es la angionénesis? Te preguntarás. Se trata de un crecimiento desmedido de nuevos vasos sanguíneos en el organismo, los cuales, pueden promover la aparición de tumores y de cáncer, además de úlceras diabéticas, enfermedades cardiovasculares, etc. Si incluimos de modo regular las berenjenas en nuestra dieta, nos beneficiaremos de estas increíbles propiedades. ¿Cómo negarse?

5. Las berenjenas, adecuadas en las dietas de pérdida de peso

Estamos seguros de que ya conocías este dato: la berenjena, o el consumo de agua de berenjenas, es muy adecuada en las dietas de adelgazamiento por las siguientes razones:

  • Favorece la pérdida de grasa abdominal
  • Es diurética
  • Depurativa
  • Saciante
  • Contiene muchos nutrientes y pocas calorías

2. Agua de berenjenas y alpiste para reducir el colesterol alto y perder grasa corporal

Uno de los remedios más comunes para reducir el llamado colesterol malo o LDL de nuestro organismo y, a su vez, favorecer la pérdida de grasa corporal es prepararnos agua de berenjenas y alpiste.

Debes saber que la combinación de estos dos elementos trae asombrosos resultados, puesto que las semillas de alpiste se alzan también como maravillosas aliadas naturales para limpiar venas y arterias de depósitos de grasa, acelerar el metabolismo, regular el nivel de glucosa y reducir el colesterol malo.

Toma nota de lo que debes hacer:

Ingredientes

  • 1 berenjena mediana
  • 2 cucharadas de alpiste en polvo o en semillas para consumo humano (50 g)
  • 1 litro de agua
  • El jugo de un limón

Preparación

  • Es muy sencillo. Lo primero que haremos será poner a hervir ese litro de agua. Una vez llegue a ebullición, añade la berenjena, cortada en laminitas (piel incluida), y el alpiste. Deja que se haga una cocción a lo largo de 40 minutos, para después, apagar el fuego y permitir que repose 30 más.
  • ¿Siguiente paso? Cuela el contenido y llévalo a una botella de cristal, donde añadirás también el jugo de limón.

¿Cómo lo tomamos?

  • Lo tomaremos 2 veces por semana. La primera taza la beberemos en ayunas, nada más levantarnos, y las tres siguientes, 20 minutos después de nuestras comidas. Esta agua a base de berenjenas y alpiste la beberemos a temperatura ambiente. ¡Muy fácil!

10 alimentos anti-asma

El asma es una enfermedad crónica que afecta al sistema respiratorio de una persona. Este padecimiento ocurre debido a ciertos factores desencadenantes que ocasionan, entre otras cosas, serias dificultades para respirar. Aunque aún no existe una cura como tal para el asma, lo cierto es que se puede controlar con algunos medicamentos. Asimismo, podemos disminuirla consumiendo algunos alimentos. Es por ello que a continuación te sugerimos 10 alimentos antiasma.

1. Aguacate

El aguacate es una excelente opción para los asmáticos, especialmente para aquellos cuyo asma se asocia a una alergia a las nueces. Asimismo, el aguacatecontiene glutatión, un elemento que protege a las células de los radicales libres, además de que tiene un gran poder desintoxicante.

2. Brócoli

Algunos estudios recientes sugieren que consumir brócoli frecuentemente ayuda a los asmáticos a evitar los molestos efectos de este padecimiento. En este sentido, se ha demostrado que comer brócoli ayuda a evitar las inflamación de las vías respiratorias además de que ayuda a eliminar los radicales libres.

3. Manzanas

Las manzanas son otro producto natural que parecen tener efectos benéficos para los asmáticos. Los expertos sugieren que esto se debe a que las manzanascontienen una buena cantidad de bioflavonoides. Entre otras cosas, estos últimos, como la quercetina, son un antihistamínico natural y un desinflamante de las vías respiratorias.

4. Plátano

Los plátanos pueden ayudar a las personas a respirar mejor, por lo que son sumamente recomendables para los asmáticos. Los plátanos contienen piridoxina, que se conoce popularmente como vitamina B6. Una de las funciones de esta última es relajar el tejido del músculo liso bronquial.

5. Jengibre

Los asmáticos también pueden consumir jengibre. Los especialistas dicen que el jengibre contiene sustancias antinflamatorias que ayudan a tratar el asma. De hecho, se dice que dichas sustancias son las que le dan su sabor característico al jengibre.

6. Espinacas

Las espinacas son un alimentos muy saludable. Entre sus beneficios, un reciente estudio demostró que ayuda a evitar el asma. Esto no nos debe de sorprender dado a que dicho producto contiene una gran cantidad de nutrientes y vitaminas que son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

7. Romero

Gracias a sus propiedades antinflamatorias y antioxidantes, el romero es un producto muy recomendable para los asmáticos. De esta manera, con el romero podemos mantener en buen estado nuestro sistema respiratorio, manteniendo abiertas nuestras vías respiratorias.

8. Semillas de girasol

Las semillas de girasol cuenta con diversos nutrientes y propiedades que son buenos para evitar el asma. De estos destacan la vitamina E, el potasio y el magnesio. Sin embargo, algunas personas deben de tener cuidado ya que su consumo puede causar alergias.

9. Menta

La menta contiene diversas propiedades que liberan las vías respiratorias, lo que es de gran ayuda para las personas que padecen asma. De hecho, este producto se utiliza generalmente en medicinas para tratar enfermedades respiratorias.

10. Vitamina C

Una gran recomendación para los asmáticos es que consuman alimentos ricos en vitamina C. Como bien se sabe, esta vitamina tiene importantes beneficios para nuestras vías respiratorias, además de extraordinarios efectos antisépticos.

10 buenas razones para dejar el café

A veces da la impresión de que los investigadores no se pueden poner de acuerdo. Un día el café es bueno, y al otro día resulta que es malo. ¿Cuál de los dos es cierto? ¿A quién creerle? Y no sólo con el café hay confusión, sino también con el vino, la fibra, e incluso qué tipo de ejercicio es mejor. El café es definitivamente es uno de los más controversiales, ya que como seres humanos, nos encanta recibir buenas noticias acerca de nuestros posiblemente malos hábitos. Por lo tanto cuando se publican noticias positivas del café (o del vino por las mismas razones), se convierten automáticamente en las noticias populares del día.

Sin lugar a dudas la cafeína que se encuentra en el café es un estimulante. De hecho es considerada la “droga” más popular y consumida en el mundo. A pesar de los supuestos beneficios que pueda tener el consumo de café, también hay que tener en cuenta los riesgos de consumirlo, y también hay que saber cómo interpretar los resultados de ciertos estudios científicos para no entrar en confusión. Por ejemplo, varios estudios han mostrado que las personas que consumen más café tienen parecen tener menos riegos de desarrollar diabetes tipo 2. Las razones o mecanismos de esta relación todavía no son claras.

Pero estudios más recientes han mostrado que en personas que ya tienen diabetes tipo 2, el café produce aumentos en la cantidad de insulina y de azúcar en la sangre después de comer. Al parecer, el café puede precipitar la producción de cantidades elevadas de insulina en el páncreas. Los excesos de insulina en el cuerpo pueden llevar a la acumulación de grasa, sobrepeso, y resistencia a la insulina.

Después de revisar toda esta evidencia, el doctor Mark Hyman publicó una lista de diez buenas razones para dejar el café:

  1. La cafeína en el café aumenta catecolaminas, que son las hormonas del estrés. La respuesta al estrés produce cortisol y un aumento en la insulina. La insulina aumenta la inflamación, y eso te hace sentir mal.
  2. La habituación a la cafeína disminuye la sensibilidad a la insulina, lo que hace que sea difícil para las células responder adecuadamente al azúcar en la sangre. Los niveles altos de azúcar en la sangre llevan al deterioro arterial y aumento del riesgo de mortalidad relacionada con la enfermedad cardiovascular.
  3. El café no filtrado tiene la mayor cantidad de antioxidantes beneficiosos pero también producen el aumento más grande de diterpenos (compuestos orgánicos) en tu sistema. Estos diterpenos se han relacionado con niveles más altos de triglicéridos, LDL y VLDL.
  4. Los beneficiosos ácidos clorogénicos que pueden retrasar la absorción de glucosa en el intestino también se ha demostrado que aumenta los niveles de homocisteína – un indicador de aumento de riesgo de enfermedad cardiovascular, que tiende a estar elevado en la diabesidad [combinación de diabetes y obesidad].
  5. La acidez del café se asocia con malestar digestivo, indigestión, acidez estomacal, reflujo gastroesofágico y disbiosis (desequilibrios en la flora intestinal).
  6. La adicción es a menudo un problema con los bebedores de café y hace que sea muy difícil confiar en la fuente natural de energía en el cuerpo. Pregúntale a cualquier bebedor de café cómo se siente al dejar de tomar café, y se descubrirás que su historia es prácticamente igual a la de un drogadicto …
  7. Las adicciones asociativas tienden a ocurrir con el café – ¿quién no piensa inmediatamente en la crema calentita, espumosa y dulce mezclada con azúcar cuando se imagina un café? Sin duda, el negocio del café ha inspirado una cultura adicta a los gustos azucarados y grasosos de lo que se ha convertido más bien en una comida que una bebida. Ese café con leche “latte” en la mañana es el epítome del alimento carente densidad nutricional pero empacado de calorías.
  8. 5-HIA, un ácido orgánico y un componente del neurotransmisor serotonina (“el químico de la felicidad”) que aparece en la orina tiende a estar elevado en bebedores de café, lo que significa que pueden estar en riesgo de tener una cantidad más baja de síntesis de serotonina en el cerebro. La serotonina es necesaria para el sueño normal, la función intestinal, estado de ánimo y niveles de energía. Es un círculo vicioso, ya que la cafeína puede interrumpir el sueño y promover la ansiedad y la depresión. ¡Todos conocemos a alguien que tiende a estar cansado, agitado y con sobredosis de cafeína!
  9. Una excreción urinaria elevada de importantes minerales como el calcio, el magnesio y el potasio se han observado en bebedores de café. Un desequilibrio en tu balance electrolítico puede conducir a graves complicaciones sistémicas.
  10. Algunos ingredientes en el café pueden interferir con el metabolismo normal de ciertos fármacos y la desintoxicación del hígado, lo hace difícil regular el proceso de desintoxicación normal en el hígado. Otra cuestión que hay que tener en cuenta con el consumo de café es como algunos medicamentos como la levotiroxina (para la tiroides), así como los antidepresivos tricíclicos se absorben mal al consumir café, lo que hace que los síntomas sean curiosamente peor para los pacientes.

[Extraído y resumido de la publicación en Huffington Post, escrito por Mark Hyman, MD. Traducido por María José Hummel]

Para una persona que desea dejar de consumir café, se recomienda dejarlo de a pocosi se puede, ya que dejar de consumirlo repentinamente puede acarrear varios efectos secundarios incluyendo dolores fuertes de cabeza, falta de energía, etc. También asegúrate de tomar bastante agua, por lo menos seis a ocho vasos diarios, para acelerar el proceso de desintoxicación de la cafeína. Una dieta sana y hacer ejercicio diario (y si es posible en la mañana) te ayudarán a tener energía de manera natural y saludable.

10 consejos de maquillaje para piel morena.

Saber qué tipo de maquillaje es el más adecuado para tu tipo de piel y el color de tu cabello es siempre muy práctico, ya que así lograrás resaltar los rasgos de tu rostro. Tras los consejos de hace unos días sobre tips para rubias, ahora veremos el maquillaje radiante para las mujeres y chicas con piel y cabello moreno debe tener en cuenta los siguientes colores:

1. Base de maquillaje: utiliza siempre una base lo más parecida al tono natural de tu piel. Si quieres obtener un tono más bronceado, aplica encima de tu maquillaje los polvos terracota bronce y observarás un bronceado natural y suave. ¡Evita el efecto máscara!

2. Pómulos: si quieres dar un toque de rubor a tus mejillas, prueba coloretes en tonos miel. Los tonos caramelo y melocotón sientan fenomenal a las morenas y si no siempre favorecedor rosa, apuesta por los anaranjados.

3. Ojos: los ojos son una potente arma de seducción de la mujer y para destacarlos, utiliza sombras en tonos fríos. Desde los azules o grises, hasta los tonos malvas y los siempre tonos tierra o beige para iluminar tu ojo. Puedes lucir un aspecto ahumado intensos por la noche con tonos grises oscuros y negros combinadas con tonos beige. Para dar luz al párpado superior, durante el día puedes siempre usar khôl negro y marrón para delinear tus pestañas.

4. Pestañas: por supuesto, no olvides delinear la parte superior de tus pestañas con el lápiz khôl (usa siempre tonos negros o marrones) y por último, destaca tu mirada con una máscara de pestañas que aporte destellos luminosos a tus ojos. Utiliza máscaras ,en tonos negros azulados si tu maquillaje es de noche y en tonos marrones si quieres mostrar un look diario sofisticado. ¡Apuesta por enfatizar tu mirada!

5. Cejas: es muy importante que mantengas tus cejas correctamente delineadas y fijadas. Utiliza el lápiz de cejas después, utiliza un cepillo fijador para mantenerlas perfectas todo el día.

6. Labios: la gama de tonos utilizados en maquillaje para resaltar los labios de las mujeres castañas o morenas pasan por los colores bronce, marrones o rosados,usa también rosa hidratante y luminoso que aportarás unos labios jugosos y sensuales, y los tonos anaranjados o rojos.

Consejos

7. Cuando tomas el sol, uno de los problemas de estar bronceada es que es mucho más fácil que el cutis se vea brillante y con aspecto graso. Utiliza en la piel con polvos en vez de usar una base líquida para evitar este efecto . Si además tienes la piel grasa, utiliza este truco de maquillaje: decántate por polvos minerales para maquillarte cuando estés morena, y aplícalos con un pincel.

8. Si estás muy bronceada, evita el maquillaje muy fuerte y opta por tonos sutiles: cejas marrón oscuro en vez de negro, pestañas con un tamaño normal, una sencilla base del mismo color de tu piel que simplemente unifique… menos es más.

9. Mucho cuidado con el corrector y el iluminador cuando tienes la piel morena. Si lo aplicas más allá de la ojera, se verá muy blanco en contraste con tu piel y quedará muy artificial. Limítate sólo a esa zona y después difumínalo muy bien para que no destaque sobre tu cutis bronceado.

10. Si tienes un tono dorado suave, un look ‘smoky’ para la noche te sentará genial. Eso sí, mantén los labios, rosas y poco llamativos, o el resultado será poco elegante. Con la piel morena ya tienes parte del maquillaje solucionado ¡porque ya tienes el tono adecuado de la base! Para contrastar, te aconsejo los colores nacarados para labios y ojos, en colores no muy llamativos, opta por un gloss fresa con destellos y un azul turquesa para las sombras.

10 Consejos para combatir el insomnio.

1. Trata de relajarte 1 o 2 horas antes de irte a dormir

Conforme se vaya haciendo de noche, intenta bloquear estímulos que te estresen. Apaga las luces y trata de hacer algo que te relaje, como bañarte, leer, hacer yoga o platicar con tu pareja acerca de cómo te fue en el día. Procura que la relajación sea el tema principal de la noche.

2. No tomes café después del medio día

El café y el té ayudan a mantenerte despierta en la mañana, pero la cafeína puede permanecer en tu cuerpo hasta 14 horas después de haberla tomado. Aunque sus efectos varían en cada persona, si tomas café y tienes insomnio es recomendable que dejes de beberlo durante un tiempo para dormir mejor. Prueba alternativas como el café a base de hierbas, té o agua simplemente como un substituto.

3. Haz que tu cena te dé sueño

Algunos alimentos contienen nutrientes que te ayudan a dormir. El magnesio y la melatonina, por ejemplo, ayudan a que el cuerpo descanse. Cuando cenes, trata de combinar carbohidratos y proteínas de alta calidad. Espolvorea algunas semillas de calabaza sobre una pechuga de pollo y mézclala con un plato de quinua junto con algunas verduras salteadas.

4. Apaga las luces alrededor de las 10 pm

Intenta irte a dormir a la misma hora todas las noches. Durante muchos años, nuestro cuerpo se ha acostumbrado a dormir alrededor de ocho horas diarias, desde las 10 pm hasta las 6 o 7 de la mañana.

5. Respira por la fosa nasal izquierda

¿Verdad que no conocías este tip? Trata de bloquear la fosa nasal derecha poniendo tu pulgar derecho sobre ella y luego respira profunda y lentamente utilizando únicamente la izquierda. Se ha comprobado que respirar por la fosa nasal izquierda tiene un efecto relajante tanto en la mente como en el cuerpo.

6. Cambia tu perspectiva

Aliviar la tensión física y mental es otra de las claves para poder dormir bien. Ésta puede ser generada por un sinfín de pensamientos negativos que afectan al cuerpo, y un organismo tenso jamás logrará conciliar el sueño con facilidad. Incluso el miedo a no dormir profundamente puede producirte insomnio. Cuando cambies tu perspectiva y confíes en que puedes dormir sin pastillas o medicamentos, dormirás plácidamente. Nada más repítete a ti misma que te vas a relajar y que vas a dormir; tu mente lo escuchará.

7. Ajusta ruidos e iluminación

Alinear los ritmos internos y adaptarlos para que coincidan con la naturaleza harán que descanses mejor. Asegúrate de dormir en una habitación completamente oscura, o bien, usa un antifaz para que la luz exterior te deje conciliar el sueño. Si te relaja más tener música de fondo o cualquier ruido, utiliza un ventilador o algún aparato que te ayude a dormir mejor.

8. Tranquilízate con un buen baño

Un rico baño antes de irte a dormir puede hacer maravillas. Trata de combinar sales en agua caliente junto con tu aceite esencial favorito y remójate durante 20 minutos. Tu piel absorberá el magnesio contenido en la sal y experimentarás una sensación de calidez y relajación.

9. Prueba técnicas de relajación como la acupresión

Usa un tapete de acupresión y acuéstate en él antes de irte a dormir. También puedes ver videos en YouTube para saber cómo relajar todo tu cuerpo mediante el uso de la mente. La acupuntura es otra terapia alternativa que funciona para algunas personas cuando intentan dormir bien. 

10. Relájate durante el día

Tómate al menos un break de 15 minutos al día. Esto mantendrá tu cuerpo en equilibrio y evitará que te estreses de nuevo. 

10 consejos para una nutrición saludable.

Seguramente muchos de los puntos de este decálogo que nos propone la ‘Sociedad Española de Medicina de Familia’ con el fin de conseguir una alimentación más saludable no te suenen a nuevo.

Pero, si el ‘método’ es de sobra conocido, ¿por qué nos cuesta a veces tanto esfuerzo ponerlo en práctica? Llevar una dieta equilibrada es fundamental no sólo para cuidar la línea sino, mucho más importante aún, para un buen funcionamiento del organismo (incluido el cerebro y el desarrollo cognitivo).

Es por ello que en esta sección de Nutrición no nos cansaremos nunca de ofrecerte recomendaciones relacionadas con este objetivo. Porque comer mejor y más sano ¡es posible! Para ello no olvides:

1) Mantener un horario fijo para las comidas principales.

2) Masticar despacio los alimentos.

3) Consumir una gran variedad de frutas y verduras, hasta 600 gramos diarios.

4) Llenar el carrito de la comprar con productos lácteos desnatados o bajos en grasas.

5) Escoger ‘grasas saludables’ como el aceite de oliva, mejor si es virgen, por su mayor riqueza en antioxidantes.

6) Consumir pescado, especialmente azul, 3 o más veces por semana.

7) Optar por carnes con un menor aporte graso como pollo, pavo, conejo o avestruz.

8) No olvidar que los refrescos y bebidas azucaradas tienen muchas calorías y si abusas de ellos te harán ganar peso.

9) Realizar al menos 4 veces por semana, durante 40 minutos al día, algún ejercicio físico, adaptado a tu condición.

10) Deben evitarse a toda costa los remedios ‘milagro’ y las dietas no recomendadas por médicos o profesionales sanitarios.

10 consejos que te ayudaran a mejorar tu salud.

Basta con modificar algunos hábitos para disfrutar de una vida plena y sana. Algunos sencillos cambios como corregir la postura, variar la dieta, cultivar el intelecto o cuidar las emociones provocarán una mejora de tu salud en cadena.

Porque la salud es la inversión que conlleva mayor beneficio, te ofrecemos las claves para tratar de disfrutar de una vida plena.

1. Cuida tu cuerpo

La prevención y la detección precoz de la enfermedad son los dos pilares básicos para mantener el estado de salud. Además de tener unos hábitos de vida saludable, la vacunaciónes fundamental para la prevención. Respecto a la detección precoz, la realización dechequeos periódicos es clave: estudios urológicos para el cáncer de próstata y ginecológicos para cánceres de mama y cérvix, colonoscopias para el de colon, espirometría para EPOC, etc.

Recuerda. Hacerte un chequeo es la inversión que conlleva el mayor beneficio, el de tu salud.

2. ¡Esa postura!

El dolor de espalda de uno de los malestares más extendidos y más sencillos de prevenir. Hacer ejercicios de flexibilización con pilates o yoga y potenciar la musculatura abdominal y dorsolumbar con natación o en el gimnasio son unos pequeños cambios con los que prevenir enfermedades de la columna.

Recuerda. Cuida la higiene postural en el trabajo y realiza un mínimo de 10 minutos diarios de ejercicio: prevendrás el dolor de espalda y ganarás en bienestar.

3. Menos plato y más zapato

Cualquier persona que desee ganar en salud, además de mejorar la dieta, debe aumentar la cantidad de ejercicio físico. Realizar 5 comidas al día, entre las que no deben faltar un desayuno completo formado por lácteos, frutas y cereales integrales y una cena ligera, no bastan para estar sanos: ponerse en forma nos ayuda a reducir los factores de riesgo cardiovascular, además de actuar como relajante emocional.

Recuerda. Practica deporte de forma habitual y ponte unos objetivos reales: te sentirás mejor.

4. Duerme lo suficiente (y un poquito más)

No podemos vivir sin dormir. De hecho, dormir lo suficiente (7-8 horas) y con un sueño de buena calidad es fundamental para mantener una vida saludable.

Recuerda. Si duermes poco o mal, aumenta el riesgo de padecer algunas enfermedades y disminuye tu calidad de vida. ¡Dormir bien es salud!

5. Dale al play

Está confirmado: las personas más activas cerebralmente están más protegidas contra el deterioro cognitivo, lo que se traduce en bienestar y prevención de enfermedades como el alzhéimer o la demencia.

Recuerda. Mantente activo socialmente, lee libros y periódicos, disfruta de la música y la pintura, aprende a tocar un instrumento o un nuevo idioma, haz pasatiempos… ¡Dale trabajo a tu cerebro y detén el deterioro cognitivo!

6. ¡Mójate!

El agua es fundamental para el cuerpo humano, tanto para ayudar a nuestro organismo a recuperar la que se pierde a través de la orina, el sudor o el aliento como para realizar uno de los deportes más completos y recomendables, en el que se trabajan todos los músculos, ligamentos y tendones: la natación.

Recuerda. Nunca esperes a tener sed para beber agua (una media de 2 litros diarios) e intenta nadar al menos una vez por semana: tu cuerpo te lo agradecerá.

7. Reserva 5 minutos al día para relajarte

Aunque los factores de riesgo más conocidos (tabaco, colesterol, hipertensión) son una parte importante, está comprobado que los factores psicológicos también son un gatillo de numerosas enfermedades cardiovasculares como el ictus, la angina de pecho o el infarto de miocardio.

Recuerda. Reduce las sustancias estimulantes y disfruta de actividades relajantes (música, respiración, ejercicios suaves como tai chi): vivir sin estrés es el secreto de una vida longeva y de calidad.

8. Mira el cielo a diario

Habrás notado que tus ojos se resecan mucho los días que haces un uso continuado de tu ordenador o tu smartphone. Esto puede dañarlos porque genera estrés visual e incluso vista cansada y miopía. El mejor consejo para evitarlo es intentar mantener la pantalla al menos a 50 cm de distancia y aplicarte colirio cuando notes tus ojos secos.

Recuerda. Tómate un breve descanso de tus pantallas cada 2-3 horas, mira al cielo o al horizonte y parpadea con frecuencia: ganarás en salud ocular.

9. ¡Sonríe!

Las emociones positivas, como la alegría, el entusiasmo, la satisfacción o el orgullo, son una fuente necesaria de bienestar y calidad de vida y proyectan una imagen nuestra más atractiva, lo que favorece que otras personas positivas deseen aproximarse a nosotros.

Recuerda. Si evitas sonreír porque no te gusta el aspecto de tu boca, ponle remedio de inmediato con una ortodoncia, unas carillas de porcelana o un blanqueamiento dental. Porque si te ríes, liberas el estrés y la ansiedad y ganas en salud física y mental de manera inmediata.

10. Quiérete mucho

Verse bien es sentirse bien. Si alguna parte de tu anatomía no te gusta, sigue los nueve consejos anteriores: deporte, dieta equilibrada, manejo del estrés y abandono de los malos hábitos. Además, la dermatología y la cirugía estética te ofrecen variadas soluciones, tanto para corregir, como para mejorar (cirugía láser ocular, blefaroplastia, aumento de pecho, etc.).

Recuerda. El elixir de la eterna juventud no existe, pero está en tu mano retrasar el envejecimiento y modificar tu imagen.

10 prendas de vestir que no deben faltar en tu armario.

Una vez una amiga me dijo: “Ese vestido negro te va a salvar la vida”, y así fue. No es que mi vida corriese peligro por no tenerlo, pero ese vestido negro me salvó. Hay ciertas prendas que no pueden faltar en el closet de una mujer porque simplemente funcionan como comodines para toda ocasión.

Sí, hablamos de esos clásicos que nunca pasan de moda, que se combinan con todo y que aplican casi para cualquier tipo de actividad. No te pierdas las 10 prendas que SÍ o SÍ deberías tener en tu armario.

1. Cartera negra

Una cartera negra te salva, tenés que tenerla a mano ¡siempre! Combina con todo y la podés usar sin parar. Sin dudas es de esos must de tu ropero.

2. Leggings

Son súper cómodas y van prácticamente con todo. Para trabajar, para salir a cenar e incluso para una reunión más elegante. Aprendé a combinarlas y te van a salvar en cualquier ocasión.

3. Zapatos de fiesta.

Para no salir corriendo a buscar zapatos de fiesta prestados, siempre tenemos que tener un par en casa. Negros, dorados o plateados: sean del color que sean, ¡tienen que estar en tu placard!

4. Camisa

Hace un tiempo se pusieron de moda y parece que llegaron para quedarse. Una camisa siempre queda elegante y te ayuda a estar más arreglada sin tener que pensar demasiado. Haceme caso y tenela a mano, es un clásico necesario.

5. Campera de cuero

La campera de cuero se volvió un infaltable en los últimos años, acompaña bien cualquier vestuario y te viste de día y de noche. ¿Ya tenés la tuya?

6. Blazer

¡Un blazer te viste siempre! No podés no tenerlo, es ideal para cuando elegís un look informal y querés levantar un poco el estilo.

7. Jean

Un clásico entre clásicos. Nada como unos buenos jeans para estar siempre bien vestida. Te lo aseguro: nunca falla.

8. Botas

Cuando tenemos algo lindo en los pies el resto no importa. Seguro tenés un par de botas de esas que amás y que te quedan bien con todo. Ese calzado que sí o sí tienen que estar en tu ropero, esas que funcionan como comodín y que siempre te hacen sentir una diosa.

9. Tapado

Elegí el tapado del color que vos quieras, pero tenés que tener uno. Ya llega el invierno ¡y lo vas a necesitar!

10. Short de jean

El short de jean es de esas prendas clásicas que no podés no tener. Cortos, largos, desflecados, existen de todos los tipos. Lo que nos encanta es que hace un tiempo empezamos a verlo por las noches, así que no sólo es una prenda de playa o verano, sino que también lo podés usar para salir. ¿Ya tenés el tuyo?

Seguro estés repasando tu ropero para comprobar cuál de estas 10 prendas clásicas te está faltando. Si todavía no completaste tus básicos no esperes más, ¡los vas a necesitar! Contanos, ¿cuáles son esos infaltables en tu ropero?

10 tips para lograr cejas perfectas.

La dulzura y suavidad de la mirada dependen, en buena parte, de unas cejasperfectas, debido a que son las encargadas de enmarcar y darle luz a la mirada. Desde la antigüedad, las mujeres procuran mantenerlas sanas y delineadas.

De acuerdo con el zoólogo-etólogo inglés, Desmond Morris en su libro “La mujer desnuda”, a finales del siglo XVIII se decía que las cejas suavemente arqueadas armonizaban con la modestia de una joven virgen. Para que tengas unas cejas perfectas y deslumbres con tu mirada, Salud180.com te da los siguientes consejos:

1.- Cuida el diseño, ya que la forma y abundancia de las cejas van de la mano con las tendencias de moda. Así que investiga lo que se está usando. Lo peor que puedes hacer es optar por una depilación definitiva.
2.- Recuerda que el diseño de cejas tiene que ser acorde a la forma de tu rostro y ojos. Puedes acudir con un especialista de la belleza que te oriente.
3.- Si te vas a depilar las cejas por primera vez, aplica un poco de crema para que al momento de sacar el vello de la ceja no te duela tanto.
4.- Es importante utilizar un espejo de aumento para que logres sacar poco a poco cada vello de tus cejas perfectas.

5.- Para determinar dónde debe iniciar la ceja, coloca verticalmente un lápiz pegado a una de las aletas de tu nariz, observa dónde se une éste con tu ceja; a partir de ahí debe estar delineada. Después, inclina el lápiz desde la aleta de la nariz hacia el exterior del ojo y pásalo justo a la mitad del ojo, así es donde debe quedar el arco de la ceja. Por último, coloca el lápiz en el centro de tu labio inferior e inclínalo hasta que llegue al borde exterior del ojo, ahí es donde terminará tu ceja.

6.- Un truco infalible para unas cejas perfectas consiste en pintar la línea de las éstas con un corrector pálido y seguir esta línea como guía a la hora de depilarlas.

7.- Evita extraer más vellos de la cuenta a la hora de depilar. Mantén la piel bien estirada y sácalos de uno en uno, atrapándolos lo más cerca posible de la raíz y en la dirección de crecimiento y siguiendo el arco de la ceja.
8.- Trata de no depilarte tú sola la parte superior de la ceja. Es mejor que lo haga un especialista ya que, si lo haces mal, puedes transformar totalmente la forma de tu frente y la expresión de tu mirada.

9.- Algunas veces, para dar forma a tus cejas, basta con cepillarlas. Si son muy rebeldes, pulveriza un poco de laca sobre el cepillo de cejas y péinalas hacia arriba.

10.- Si las defines con maquillaje o cubres algún hueco sin vello, usa un tono parecido al de tu color natural. Si usas maquillaje en polvo para cejas, empieza por el extremo interior de la ceja y trabaja hacia fuera.

Recuerda que el instrumento indispensable para mantener unas cejas perfectas son unas buenas pinzas de depilar. Las hay, incluso, con luz. Así que ya lo sabes, no tienes pretextos para lucir una mirada encantadora.

10 tips para resaltar tu belleza natural

Siempre buscamos estar bellas y lucir bien arregladas, pero lejos de los cosméticos, el maquillaje y la ropa, podemos mejorar nuestra belleza natural cambiando algunos hábitos e incorporando pequeños detalles a la rutina. ¡No te pierdas estos 10 tips para realzar tu belleza natural a continuación!