40 Trucos para adelgazar – Perder peso sin ponerse a dieta

Trucos para adelgazar:

  1. Diluye los zumos. Es fácil. Las frutas tienen azúcares, que aunque sean naturales, no dejan de tener calorías. Si en vez de tomarte un vaso de zumo natural, lo haces por la mitad y le echas agua, puedes restarle a tu tentempié unas 85 calorías en cada vaso. Es uno de los buenos trucos para adelgazar, ¿no crees?
  2. En vez de hablar por el teléfono fijo, utiliza un teléfono inalámbrico. Casi siempre hablamos sentados, incluso acostados. Con un teléfono inalámbrico, o un pinganillo, conseguimos seguir haciendo cosas mientras mantenemos una charla. Incluso, el inalámbrico invita a caminar de un lado a otro por el pasillo. Puedes quemar 68 calorías en una charla amena. trucos para adelgazar tan saludables y prácticos  como este y sin esfuerzo encontrarás pocos.
  3. Mientras veas tu serie favorita, ponte a planchar, o pon la mesa, riega las plantas, etc. (lavar la ropa, 68 calorías, poner la mesa, 85 calorías, regar las plantas, 102 calorías).
  4. Puedes masticar chicle. En los últimos tiempos se ha descubierto que el masticar chicle sin azúcar durante una jornada o todo el día, consigue que el metabolismo se eleve por encima de lo normal en casi un 20%.
  5. Paga un precio por las golosinas que alguien te regale. Está entre los trucos para adelgazar clásicos. Es viejo, pero funciona. Coge la costumbre de meter en una hucha 20 céntimos por cada bombón, galletitas, o dulce que te regalen. Después da ese dinero a un pobre que esté en la calle. Te costará más después aceptar ese tipo de regalos, pues deja de ser un regalo si pagas por ello. Te ayudará a ver la cantidad de dulces que te llegan sin pagar y al mismo tiempo, cuándo dejes de aceptarlos, dejarán ellos solos de regalártelos. Resulta útil cuándo quieres conseguir adelgazar.
  6. Lee las etiquetas o envoltorios. Casi siempre son engañosos. Si una chocolatina u otra ambrosía dice en la etiqueta que contiene 200 calorías y vienen de dos en dos, o te invitan a comer más de uno, no te equivoques, te estarás comiendo 400 calorías. El marketing trabaja de esas maneras. Usa estos trucos para adelgazar a fin de contrarrestar estas trampas. Recuerda que adelgazar a veces es simplemente estar alerta a esto.
  7. Antes de caminar o hacer algún ejercicio, toma una taza de té verde. La cafeína contenida en esta infusión, conseguirá que liberes ácidos grasos. Además, el té verde contiene antioxidantes y cafeína. Ambos productos juntos, consiguen que se queme grasa con mayor celeridad.
  8. Evita los productos de farmacia del tipo de batido o malteadas. Con ellos solamente consigues ahorrar calorías momentáneas, ya que te dará luego más hambre y seguramente comerás más. Sumarás las calorías que tienen la malteada y lo que te comas juntos.
  9. Come en lo posible en casa. Este consejo no debe faltar entre los trucos para adelgazar… no falla!. Las comidas y cenas en restaurante contienen elementos que no vemos su presencia, pero están ahí y las materias primas son de dudosa calidad: aceites refritos, harinas para espesar salsas, pan rallado, etc. Además, siempre acabamos comiendo postres y/o café con azúcar, bebemos refrescos carbonatados o cerveza. Todo aporta calorías (podemos comer entre 300 y 500 calorías más que si comiéramos en casa) y nuestra nutrición se escapa a nuestro control. Si comemos durante cinco días a la semana en bares o restaurantes, engordaremos y nuestra salud se verá afectada a la larga.
  10. No utilices mantequilla ni margarina. Usa solamente aceite de oliva y si es posible, oliva virgen. Una tostada con aceite de oliva y unos granitos de sal resulta deliciosa para desayunar. Es mucho más saludable, te aporta nutrientes de calidad y te quita el hambre.
  11. Acostúmbrate a utilizar la linaza en polvo.  La linaza es saciante y muy alta en contenido de fibra y aporta nutrientes d mucha calidad, además, ayuda a eliminar calorías. Son trucos para adelgazar muy saludables.
  12. Usa aliños bajos en calorías. Consigues un excelente aderezo con una cucharada sopera de vinagre balsámico, un cuarto de cuchara (de café) de aceite de oliva y una punta de cucharada (de café) de mostaza.
  13. Pide una analítica de sangre. Muchas personas tienen problemas de metabolismo, porque su tiroides no funciona correctamente (hipotiroidismo).  Es algo que puede no causar síntomas y la persona pierde peso muy lentamente y a veces resulta imposible conseguirlo. Se puede corregir con algunos principios activos. El médico te lo dirá.
  14. Bebe mucha agua, porque cuánta más agua bebas, conseguirás movilizar mejor los elementos sobrantes del metabolismo y que están dando vueltas por el cuerpo, entorpeciendo la liberación de la energía. Además, el agua quita el hambre y hace que tu cuerpo queme energías haciendo su digestión. Recuerda que este truco es parte de los mejores trucos para adelgazar  que se conocen. Además, el agua es fundamental para mantener una buena salud.
  15.  Tus papilas gustativas pueden ser engañadas con alguna pastilla de menta fuerte, o eucalipto. Chupar estas pastillas, puede calmarte el hambre.
  16. Mastica mucho los bocados. Cuándo masticas muchas veces, favoreces una digestión bien hecha y por lo tanto una buena digestión de los nutrientes. Además, conseguirás engañar al estómago y acabarás comiendo menos. Es uno de los mejores trucos para adelgazar que existen, porque te ayuda a mejorar la digestión y la salud en general.
  17. Utiliza picante al sazonar. El picante hace que bebas más entre comidas y te llenes antes. Además, si es muy picante, te hará abandonar tu plato antes.
  18. Llena tu estómago antes de comer. Si veinte minutos antes de comer tomas algo como un vaso de leche, o una pieza de fruta, conseguirás que tu cuerpo dé una orden al cerebro de que ya has comido y llegues a la comida más inapetente, o al menos sin hambre voraz. El proceso de sensación apetito dura 20 minutos, pasados los cuales, tu mente ya ha recibido la orden de que has terminado de comer. Si no fuera así, comeríamos hasta reventar. Este también es un de los mejores trucos para adelgazar. Se utiliza muy poco y da excelentes resultados, sobre todo a personas que tienen ansiedad.
  19. Una buena ensalada como primer plato. Esta buena costumbre también se utiliza poco. Si durante los primeros veinte minutos, comienzas con una ensalada grande y además, masticas mucho los bocados, como ya hemos dicho, cuándo venga el plato principal, te conformarás con la mitad de comida y habrás metido en tu cuerpo nutrientes de alta calidad. Te beneficiarás mucho. Este consejo deberían seguirlo todas las personas aunque no pretendan adelgazar. Sin duda también es uno de los mejores trucos para adelgazar y para la salud del cuerpo.
  20. La ensalada cortada en trozos grandes. Siguiendo con lo de retrasar la ingesta, la lechuga, el tomate y los demás elementos de la ensalada, si se cortan en trozos grandes, son un buen elemento para engañar al estómago. Te costará más trabajo masticarlos y como consecuencia, tardarás más y comerás menos. Es un buen truco!
  21. Coge el teléfono y haz vida social. Mientras hablas con tu familia, o amigos, no comes. Cuándo no tienes nada que hacer, generalmente se cogen galletas, o se abre la nevera para buscar algún postre, o algo azucarado, Así que tú, cambias eso por reír, o llorar con un ser querido.
  22. Toma nota de lo que comes durante el día. Este gesto puede conseguir que controles mejor lo que comes y a qué hora lo comes. Por supuesto no es necesario que seas escrupulosamente exacto. Te sorprenderías al final de la semana todo lo que has comido. Es buen truco para controlarte.
  23. Intenta (siempre que puedas) mover tu cuerpo.  Haz algo de deporte, no cojas el autobús o el metro en trayectos cortos, haz caminatas, ve al trabajo andando. Las caminatas si las haces con dos o tres “mini acelerones” para que suba el cardio, las aprovecharás mucho más. Sube escaleras en vez de coger el ascensor, y si las subes y bajas un par de veces, mejor. Todos estos trucos te harán quemar calorías y por lo tanto, adelgazar. Hacer ejercicio es gratis y quemarás el sobrante de energía acumulada.
  24. Pierde tu mando a distancia. Si deseas perder 200 calorías al día extra, no tienes más que esconder el mando de la tele y de otros electrodomésticos. Si lo haces todo a mano: poner una película en el video, encender la televisión, cambiar de cadena, abrir la puerta del garaje, abrir una lata de conserva, no utilizar las escaleras automáticas en los centros comerciales o el metro, o aceras eléctricas, etc. Acabarás dándote cuenta de que los inventos hechos para la comodidad, convierten a la gente en gordos y gordas.
  25. Entre los buenos trucos para adelgazar está el de usar una brocha para pintar  la sartén y las cacerolas de aceite en vez de echar un chorro. Para hacer las ensaladas, para hacer una pechuga de pollo, o pescado a la plancha o al horno, no hacen falta litros de aceite. Que el aceite sea de oliva, que es mucho más saludable y tiene omega 3. También puedes utilizar aceite en spray (si dónde vives lo venden). El no echar el aceite en chorros, sino, con una brocha, le ahorrará a tu cuerpo unas 100 calorías.
  26. Ponte poca comida en el plato y para ello, compra pequeñas porciones (de lo que sea). Hay personas a las que se les ha enseñado desde pequeños a dejar el plato limpio y es lo que hacen, les pongas poco, o mucho se lo comen todo ¿Eres de esos? Aplícatelo!. Ponte pequeñas raciones de cada comida y si te quedas con hambre, come ensalada.
  27. Cuándo hagas footing (trotar), en la última vuelta, aumenta la velocidad. Ese gesto hará que quemes muchas más calorías y sigas quemando cuándo te detengas. Esto ayuda a fortalecer los músculos del cuerpo, los cuales cuándo están más desarrollados, también ayudan a cuerpo a quemar más en cada jornada.
  28. Alquila películas de terror. Cuándo se siente miedo, se quita o se aplaca el hambre, sin embargo, cuándo se está contento o enfadado, da más hambre. Como no queremos que estés enfadado, es preferible que veas una película de terror. Está dentro del grupo de trucos para adelgazar crueles, pero funciona. Es cosa de calorías.
  29. Observa tus propios gestos. Cuándo te miras al espejo haciendo cosas, generalmente no te gustas. Mírate comiendo. Ponte un espejo cerca y obsérvate. Verás que comerás entre un 22% y un 32% menos..
  30. ¡A la de diez! Cuándo tengas la tentación de abrir un bote de nata montada, o una tableta de chocolate, apárcala un momento y haz 10 sentadillas o 10 abdominales. Penalízate! Cuándo lo estés haciendo, seguramente sentirás ganas de hacer más y hasta olvidarás el bocado que te espera.
  31. Huele la comida. Cuándo en tu casas se haga un bizcocho, o un pastel, prueba a controlarte. Primero huele profundamente el aroma al bizcocho recién horneado. Concéntrate en el aroma y después te pones un trozo en la punta de la lengua. Respira hondo y saborea durante un buen rato su sabor. Disfruta mucho cada bocado. Es probable que cuándo hayas acabado la porción, ya no comas más.
  32. Come sopa en vez de crema. Cuando vayas a comer una sopa de verduras, pon trozos grandes en vez de pasarla y hacer una crema. Cuándo masticas los trozos, sientes una mayor saciedad que si comes la crema. La crema suena a primer plato, mientras que los trozos grandes de verdura, suena a plato principal en nuestro cerebro. Es uno de los trucos para adelgazar que más se utiliza en las clínicas privadas.
  33. Empapa el aceite o grasa de las comidas secas. Usa una servilleta, o un trozo de rollo de celulosa. La puedes poner por debajo y por encima de los fritos y puede llegar a absorber casi una cucharada de aceite, o 4,5 gr de grasa. Aproximadamente las calorías de dos porciones medianas de pizza.
  34.  Recuerda que lo que te sacia no son las calorías. Come alimentos que tengan mucho volumen. Es el peso de la comida lo que te sacia, así que, por qué no cenas un trozo grande de sandía. Dormirás bien y quedarás satisfecho. Si no te gusta, puedes cambiarlo por melón, por espinacas (las que quieras), brócoli (brécol), etc.
  35. Cambia la carne por pescado. Variedades de pescado hay para no aburrirte. Aparte de que el pescado es rico en omega 3 (ácidos grasos) y los omega 3 pueden ayudarte en la combustión de calorías, pues ponen en marcha el metabolismo. Ten en cuenta, que las personas que están sometidas a dieta, queman un 20% más si  incluyen pescado entre los productos que pueden comer, respecto a quienes no lo comen. Es de los trucos para adelgazar más inteligentes, porque lo debería hacer todo el mundo por salud.
  36.  La inspiración ayuda. Ponte pegatinas post-It pegadas por todas partes. Los letreritos, ayudan a tener el ánimo controlado y a no salirte del plan. Sobre todo pon letreros en la nevera y la despensa. Letreritos, por ejemplo: “…estar delgado, o delgada, tiene un sabor delicioso”. Que un par de galletas no te arruinen la talla. No lo permitas.
  37. Prepárate limonadas con stevia. Será un refresco de lo más saludable. Además de tener un buen aporte en vitaminas y antioxidantes que te ayudarán a eliminar tóxicos. No des pie a la deshidratación. Esta es la culpable de alterar en un 3% el buen funcionamiento de tu metabolismo. Estás obligado a beber mucho, pero bebidas sanas. No eches a perder estos buenos consejos, tomando bebidas light. Estos trucos para adelgazar, también son trucos para mantener una buena salud.
  38. Pon la radio en una emisora de música de baile y mientras hacer cosa, baila. Aparte de que te subirá la endorfina, quemarás grasa. Si sudas, todavía mejor.
  39. Si no tienes perro, quizás vaya siendo hora de tener uno. Te ves obligado u obligada a sacarlo a pasear, llueva o truene y todos los días. Aprovecha para hacer esa salida un poco más larga y quién paseará a quién, será el perro a ti.
  40. Cambia los muebles con asiduidad, o haz limpiezas generales seguidas. Además, ¿Cuánto hace que no pintas tu casa? Puedes animarte a hacerlo tú. Son trucos para adelgazar que no fallan…

10 tips que debes saber para maquillarte

10 TIPS DE MAQUILLAJE:

1. Base: Usa tu dedos para aplicar la base si quieres que el acabado se vea más natural, pero si prefieres una cobertura total y prolija entonces usa una brochita.

2. Rubor o Blush: Para que tu blush quedé lindo y del tono perfecto, aplícalo desde las manzanitas (que se forman cuando sonríes) difumínalo bien y llévalo hacia la parte de arriba de la oreja, luego baja hasta la mandíbula (como creando una especie de V invertida) y listo.

3. Máscara de Pestañas: La mejor forma para aplicar el rimel o máscara es empezar desde la raíz de las pestañas e ir subiendo con movimientos en zig zag hasta llegar a las puntas. De esta manera evitarás que se formen grumos 😉

Además esto hará que la base de las pestañas se vean gruesas y con cuerpo, y que las puntas tengan un acabado más natural.

.

10 Tips de maquillaje que debes saber

10 Tips de maquillaje que debes saber

10 Tips de maquillaje que debes saber

.

4. Corrector de Ojeras: Toooodas tenemos ojeras de vez en cuando y este tip te ayudará a hacerlas pasar desapercibidas 😉

Primero hidrata la piel debajo del ojo que es en donde aparecen las ojeras, así ayudarás a que el producto que utilices para cubrir la ojera se mezcle mejor en la piel obteniendo mejores resultados, y después aplica un corrector dos tonos más claros que tu color de piel.

5. Labios: Un súper tip para que nuestro labial dure mucho más es usar un delineador de labios antes del lapiz de labios. Primero delinea tus labios y después píntalos con el delineador, ahora pasa el labial encima y listo. El color te durará muchísimo más!

6. Cat Eye: Para que el delineado Cat Eye te salga perfecto solo tienes que usar un pedazo de cinta adhesiva. Coloca la cinta en diagonal haciendo una linea que vaya desde el final del ojo hasta el final la ceja, luego traza sin miedo una linea con tu delineador y retira la cinta. VOILA! =)

7. Rizador de Pestañas: No es ningún secreto que para tener una mirada que ilumine es BA.SI.CO rizar nuestras pestañas, pero no todas saben que calentar un poco el rizador con la secadora hará que nuestras pestañas se rizen mucho más rápido, mucho más lindo y queden mucho más rizadas. Además eso hará que parezcamos muñecas por más tiempo 😉

.

10 Tips de maquillaje que debes saber

10 Tips de maquillaje que debes saber

10 Tips de maquillaje que debes saber

10 Tips de maquillaje que debes saber

.

8. Smoky Eye: Si quieres que crear el efecto de ojo ahumado (ese que vemos en casi todas las mujeres pero que a veces no nos animamos a intentarlo porque parece difícil), lo único que tienes que hacer es colocar un poco de sombra negra en el párpado móvil y difuninarla muy muy muuuuy bien llevándola hacia arriba, sin llegar a las cejas! El secreto está en una sombra muy bien difuminada.

9. Cejas: Para que nuestras cejas se vean pobladas y perfectitas, podemos pasar el cepillo de nuestra máscara de pestañas sobre ellas como si las estuviéramos peinando. Solo fíjate que el cepillo tenga poquísimo o casi nada de rimel para evitar la apariencia brujística.

El cepillo con poquito rimel hará que nuestras cejas se vean más voluminosas y que las partes en donde no haya tanto vello se vea pareja.

10. LA PRE-BASE o PRIMER: Si lo que quieres es que tu maquillaje dure más, no se corra, se vea más natural y se mezcle a la perfección con tu piel, entonces si o si tienes que empezar a usar (si es que aún no la usas) una pre-base o primer! De verdad que hace la diferencia!

La pre base se aplica por toda la cara antes de usar la base.

.

10 Tips de maquillaje que debes saber

10 Tips de maquillaje que debes saber

Alisado permanente

Ya sea por evitar el frizz, por bajar el volumen, por cambiar definitivamente tu cabello rizado por uno liso sin necesidad de usar la plancha o por mantener siempre una perfecta melena extralisa, los sistemas de alisado permanente se han convertido en uno de los tratamientos más populares para el cabello.

Como decíamos, las ventajas de este tratamiento son múltiples y adaptables a las distintas necesidades de cada tipo de chica en función de sus características.

¿Quieres conocer un poco más acerca del alisado definitivo para el cabello? Pues presta atención a lo que te contamos para acabar de tomar tu decisión, ¡sólo tienes que dedicarnos cinco minutos!

Para empezar debes tener claro que por mucho que hablemos de alisado permanente o definitivo no queremos decir que tu cabello vaya a mantenerse así de liso durante toda la vida después del tratamiento, pues en realidad estos sistemas solamente garantizan un alisado durante varios meses (de tres en adelante).

De este modo, el cabello que vaya creciendo a la raíz será tu pelo natural; esto puede ser una simple molestia para las chicas con pelo liso u ondulado, pero se convertirá en toda una carga para las mujeres de cabello rizado que deberán estar pendientes de alisar la raíz después de cada lavado (lo que por cierto no es muy recomendable).

Los sistemas más habitualmente utilizados en estos casos son el alisado termal o japonés y el alisado brasileño (o alisado de queratina).

A pesar de todo lo anterior cabe decir también que con estas técnicas ‘milagrosas’ no todo es tan bueno como parece, y es que con estos alisados estaremos poniendo a nuestro cabello en riesgo: Algunos de los productos químicos utilizados pueden quemar el cabello restándole vida, brillo y salud, por lo que lo que en principio debería embellecernos puede convertirse en una auténtica pesadilla.

¿Nuestro consejo para que no ocurra? Ponte en manos de buenos profesionales (jamás en casa) y no sometas tu cabello a estos tratamientos si está más castigado de lo que debería.

Cómo proteger tu pelo del calor de la plancha y el secador

Nos encanta llevar el pelo extraliso, que, además, ahora está muy de moda. Por eso, sin querer, castigamos a nuestro cabello con sesiones casi diarias de secador y plancha, además del uso indiscriminado de champús, acondicionadores y mascarillas.

Sin embargo, nuestro cabello es muy sensible desde la raíz hasta las puntas, y no es fácil lucirlo bonito si no somos extremadamente cuidadosas con él. Si tras cada ducha o baño utilizamos alguno de estos aparatos, el pelo acabará resintiéndose y mostrando un aspecto seco y descuidado, precisamente el efecto contrario al que queremos conseguir con el pelo liso.

Para que tu pelo siga guardando el encanto y levantando pasiones, utiliza siempre un protector térmico (en spray, normalmente) con el pelo húmedo y antes de pasar el secador o la plancha para proteger las fibras capilares. También antes seca un poco tu cabello con la toalla para quitarle agua y luego, si tienes tiempo suficiente, deja que se vaya secando al aire libre para utilizar menos los aparatos que pueden dañar a tu cabello.

Si utilizas secador, nunca lo sitúes a menos de treinta centímetros del pelo, y a poder ser con el aire templado o frío, nunca al máximo de calor.

En el caso de la plancha, utiliza el mismo protector que con el secador, y no se te ocurra utilizarla cuando todavía tengas el pelo húmedo o lo quemarás. Ten cuidado de no quemarlo también con las temperaturas extremadamente altas: regula la intensidad del calor que sale de la plancha mediante la ruedecita que a menudo hay en la mayoría de ellas. Si no tiene, aprovecha cuando tengas la posibilidad y compra uno que lo incorpore, pues es importante poder controlar la temperatura ya que en cabellos finos se utilizará una bastante más baja que en los gruesos.

Como consejo final, deja que algún día a la semana tu cabello se seque al aire sin emplear secador, así dejarás que descanse aunque sea por un espacio breve de tiempo.

Consejos para madres primerizas

El embarazo es un momento único en la vida de una mujer. Se trata de un período lleno de cambios, novedades e ilusiones, pero también de miedos e inseguridades. Son tantas cosas nuevas las que rodean el día a día de una embarazada que las dudas asaltan constantemente. Si es tu primer embarazo, respondemos a las preguntas que seguramente te estás haciendo.

1- Di positivo en el test de embarazo, ¿cuándo voy al médico?

Concierta cita con tu ginecólogo desde el momento en que des positivo en el test casero. En la consulta te pedirán analíticas para confirmar el embarazo y comenzar con tu seguimiento. 

2- ¿De cuánto estoy embarazada?

Para las mamás primerizas supone un lío contar por semanas al principio pero en seguida te acostumbrarás. Debes contar desde el primer día de la última regla.

3- ¿Tengo que sentir al bebé?

Las mamás primerizas notan los movimientos del bebé entre la semana 18 y 20 de embarazo. Primero se percibe un cosquilleo o un hormigueo y poco a poco va definiéndose, de tal manera, que finalmente sabrás si te está golpeando con una pierna o una manita.

4- ¿Cómo se si algo va mal en el embarazo?

Si tienes sangrado abundante, fiebre superior a 38º o dolor abdominal fuerte conviene que acudas a tu servicio de urgencias. En cualquier caso, es normal tener un ligero sangrado durante las primeras semanas debido al acoplamiento del embrión.

5- ¿Qué no puedo comer estando embarazada?

Conviene evitar cualquier alimento crudo o poco cocinado, también habrás de tener mucha más higiene con los alimentos, sobre todo, si das negativo en el resultado de la toxoplasmosis.

6- ¿Cómo sabré que estoy de parto?

El principal síntoma de parto son las contracciones. Se trata de un dolor abdominal o lumbar que va aumentando en intensidad y frecuencia. La pérdida del tapón mucoso también puede ser indicativo de que el parto se acerca, así como la rotura de la bolsa amniótica.

7- ¿Puedo viajar estando embarazada?

Si tu embarazo no es de riesgo, no hay problema en que viajes en avión, coche, barco o tren. Durante el último mes de embarazo no es aconsejable desplazarse.

8- ¿Se puede hacer deporte en el embarazo?

No sólo se puede, sino que se debe hacer ejercicio físico moderado. Debes dejar para otro momento de tu vida el ejercicio físico que sea muy fuerte o que implique cierto riesgo.

9- ¿Puedo mantener relaciones sexuales en el embarazo?

Es seguro tener sexo con la pareja durante la gestación, siempre que el embarazo no sea de riesgo.

10- Me siento emocionalmente inestable, ¿es normal?

Es normal tener cambios de humor, angustia o momentos de tristeza seguidos de otros de alegría. Las hormonas durante la gestación junto con las preocupaciones nos llevan a sentirnos con las emociones a flor de piel.

Es hora de proteger tu CABELLO: 5 alternativas naturales para teñirlo

De acuerdo a un estudio, la mayoría de las mujeres realizan aproximadamente 150 cambios en el color de su cabello durante su vida (¿nunca creíste que fueran tantas?). Esto no significa que usen 150 colores diferentes: hasta el mínimo cambio para aclararlo o oscurecerlo cuenta y, claro, perjudica al cabello.

Tener la oportunidad de teñir nuestro cabello es increíble, ya que muchas veces necesitamos de estos cambios y nos hacen muy bien, pero a la salud de nuestro pelo no tanto. El Instituto Nacional de Cáncer de Inglaterra afirma que los productos que se usan para teñir incluyen más de 5.000 químicos probados de ser cancerígenos en animales. Si bien no está 100% comprobado de que puedan afectar la salud, es conveniente no exponerse a ellos y menos si acostumbramos hacerlo 5 veces al año.

Es por eso que se recomienda sustituir las formas tradicionales de teñido por alternativas más naturales y no tan nocivas para el cuero cabelludo.

La buena noticia es que hay muchas más alternativas de las que imaginas si quieres seguir alterando el color de tu cabello sin lastimarlo… ¡Conócelas!

El café es un excelente ingrediente si lo que buscas es oscurecer tu cabello y además puede cubrir las canas. Una pequeña medida de café es suficiente para hacerlo; déjalo enfriar y luego combínalo con acondicionador.

Deja que repose al menos una hora y, si quieres que tenga una mayor duración, puedes enjuagarlo con vinagre de manzana. Para ver resultados necesitarás hacerlo al menos 3 veces.

Al igual que el café, el té puede ayudarte a que tu cabello se oscurezca. Recuerda que el té se mantiene fiel a tu color natural, no esperes que te cabello se vuelva rubio si eres morocha. Si estás buscando aclararlo el mejor té es el de manzanilla y el té negro, en caso de que quieras oscurecerlo.

Cuanto más tiempo lo dejes en tu cabello, mayor será su efecto, pero necesitarás repetir el procedimiento varias veces antes de que se note. La clave también está en que la infusión sea muy concentrada: usa de 3 a 5 bolsas de té cada 2 tazas de agua.

Puedes mezclarlo con acondicionador o aplicarlo solo y si estás buscando ocultar las canas, puedes combinarlo con salvia seca, que ayuda a que se abran los folículos capilares.

Deja reposar por al menos una hora, incluso puedes colocar una gorra y dormir con ella para lograr un efecto más notorio.

Dependiendo el color de tu cabello y del que quieras obtener, puedes aprovechar las hierbas naturales para conseguir tu objetivo.

Si eres pelirroja y quieres acentuar el color, usa caléndula, rosa mosqueta e hibisco. Los efectos son acumulativos, por lo tanto, debes usar esta preparación de forma regular y de a poco comenzarás a notar un cambio. Remoja las hierbas en agua por 30 minutos, luego sécalas y aplícalas sobre tu cabeza.

Para que tu cabello esté más negro puedes usar romero, ortiga y salvia. Haz el mismo proceso, remójalas en agua por 30 minutos, sécalas y luego aplícalas sore tu cabello. Deja reposar al menos una hora. Para que el cambio dure más puedes agregar té negro cada vez que aplicas las hierbas.

Para que tu cabello claro se vea aun más claro la manzanilla es la mejor opción, también puedes probar con caléndula, rosa mosqueta y pétalos de girasol.

Una de las formas más populares que se usan para teñir el cabello naturalmente es la henna. Está hecha a base de hojas de la planta de henna, que tienen un efecto natural para pigmentar el cabello.

Las mejores candidatas para usar henna son las morochas y las pelirrojas, pero deben tener cuidado ya que puede dejar el cabello más oscuro o rojizo de lo que querían. Para evitar eso, es recomendable mezclarlo con un poco de manzanilla y así contrarrestar el efecto.

Para hacer tu propio teñido de henna, mezcla el polvo de henna con dos tazas de jugo de limón. Si así lo deseas, una cucharada de vinagre puede ayudar a que el color se resalte aún más. Aplica la mezcla y envuelve tu cabello en aluminio y ten mucha paciencia ya que debe reposar al menos 3 horas.

¿Buscas darle iluminación? El jugo fresco de limón es ideal para esto. Aplícalo con un peine sobre tu cabello y déjalo reposar un par de horas. Si te sientas al sol el efecto se reforzará. Es probable que esto funcione mejor para cabellos claros, ya que tienen una mayor facilidad para aclararse.

Ahora bien, es entendible que quieras recurrir a los productos químicos cada tanto, ya que su efecto es inmediato y no requieren demasiado trabajo. De todas maneras, es recomendable que al menos alternes con los productos naturales. Pasar de 2 a 5 teñidos por año va a hacer una diferencia en tu salud y en tu cabello.

¡Dales a estas alternativas naturales una oportunidad!

Diez consejos para un embarazo sano y feliz

Para tener un buen embarazo no sólo hemos de fijarnos en la salud física. Estar sana es fundamental en estos momentos, pero también estar mentalmente tranquila, preparada y feliz. Por ello vamos a dar diez claves para un embarazo sano y feliz, en el que mente y cuerpo se combinan en armonía para dar la bienvenida a un nuevo miembro en nuestras vidas.

Comer y beber sano durante el embarazo

La dieta ha de ser variada y equilibrada. Lo importante es tomar alimentos ricos en nutrientes y vitaminas como ácido fólico, hierro, calcio y yodo, pero no en grasas. La dieta ha de ser variada a base de verduras, frutas, cereales, lácteos y legumbres, sin olvidar el aporte diario de proteínas de carne y pescado.

Una dieta sana icluye mantener una hidratación correcta. Beber la suficiente agua y leche que nos aporte calcio es fundamental. También podemos tomar zumos, mejor naturales y no azucarados. Por supuesto, olvidémonos de las bebidas alcohólicas y del café.

Tomar los suplementos vitamínicos recomendados

Para complementar una dieta sana el médico nos recomendará determinadoscomplementos vitamínicos que incluyan ácido fólico, junto a otros suplementos vitamínicos y de minerales también beneficiosos para el embarazo, como hierro, yodo, calcio… De este modo ayudamos al feto a desarrollarse adecuadamente evitando carencias que podrían causar complicaciones tanto para el bebé (bajo peso, espina bífida…) como a la madre (anemia, preeclampsia…).

Realizar ejercicio durante el embarazo

Para nuestro bienestar y una ganancia de peso ideal es fundamental realizar ejercicio físico adecuado a nuestro estado. Ya sea natación, yoga, caminar, el método pilates

Mediante la realización de un ejercicio moderado y constante conseguiremos que mejore nuestra condición cardiovascular y muscular y favoreceremos la corrección postural. Todo ello proporcionará a la embarazada una mejor condición física general y le permitirá enfrentarse al trabajo del embarazo y parto con menos riesgos.

Acudir a las visitas médicas

Visitar periódicamente al ginecólogo para hacernos las pruebas correspondientes y obtener una asistencia prenatal adecuada. Así haremos un seguimiento tanto de la salud del bebé como de la nuestra, teniendo la posibilidad de consultar al especialista todas nuestras dudas y temores, así como hablarle de nuestro plan de parto. Las pruebas prenatales nos aportarán tranquilidad, nos ayudarán a “acercarnos” al bebé y con las ecografías tendremos sus primeras imágenes para el recuerdo.

Usar una ropa adecuada

Debemos llevar ropa cómoda (incluidos los zapatos), adecuada al aumento de peso y volumen que experimentamos. Ello ayudará a que la sangre circule mejor, a que nuestros movimientos sean correctos y no forzados y a que la piel se mantenga sana. No se trata de ir vestidas como sacos de patatas, ya que afortunadamente estar embarazada ya no está reñido con ir a la moda, y muchas tiendas vendenbonitas prendas premamá. Los tacones pueden esperar, pero sentirnos a gusto y guapas con un “envoltorio” bonito favorece un bienestar psíquico importante en estos momentos.

Mimar nuestra mente durante el embarazo

Si dedicamos tiempo a cuidar nuestro cuerpo, también hemos de guardar tiempo para nuestra relajación y el cuidado de nuestra mente. No sólo el cuerpo está más vulnerable durante el embarazo. Buscar nuestra tranquilidad y hacer ejercicios de relajación en casa nos ayudarán a sentirnos mejor. No hemos de aparcar las actividades que nos gustan como ir al cine, leer, salir al campo, manualidades…

Cuidar nuestra piel

Durante el embarazo es fundamental aplicarnos cremas solares protectoras para evitar las manchas en la piel y las quemaduras. Debido a la acción de las hormonas, la piel de la embarazada sufre alteraciones como la hiperpigmentación. También son importantes las cremas antiestrías, que previenen la aparición de esas cicatrices con el estiramiento de nuestra piel, con especial atención durante los meses finales, cuando la piel se estira a ritmo muy rápido.

Hidratar todo el cuerpo tras el baño o la ducha nos regala un momento de relajación. Los masajes suaves tras el ejercicio nos ayudan a sentirnos mejor. Por supuesto, la hidratación externa hay que complementarla con la interna, bebiendo abundantes líquidos como ya hemos comentado en el punto referido a la nutrición. Todo combinado hará que aumente nuestro bienestar al sentirnos más cuidadas y guapas.

Un buen descanso durante el embarazo

Dormir y descansar lo que nos pida el cuerpo es muy importante. El cansancio y el sueño pueden acompañarnos desde el primer momento como uno de los primeros síntomas de embarazo, y con suerte irán desapareciendo. Pero es más que probable que volvamos a sentirnos muy cansadas y somnolientas en la fase final del embarazo. Es lo que el cuerpo necesita, y debemos escucharlo, descansando en la medida de lo posible, sin olvidarnos de que el ejercicio moderado hará que descansemos y durmamos mejor.

Las clases de preparación al parto

Asistir a las clases de preparación al parto puede resultar muy beneficioso tanto para nuestra salud física como mental. Relacionarse con otras embarazadas y compartir experiencias abre nuestra mente al descubrir que no somos las únicas que tenemos dudas o temores.

También nos sirven para adquirir conocimientos y consciencia sobre los cambios en nuestro cuerpo, conocer conceptos sobre las fases del parto, la higiene del bebé o la lactancia nos ayudarán a sentirnos más preparadas para los cambios que se avecinan. A través del conocimiento se genera una autoconfianza importante gracias a la seguridad, y el ser padre empieza a vivirse ya. En la medida de lo posible, es bueno compartir estas clases acompañadas por la pareja.

Comunicarnos con el bebé

Hablarle al bebé, comunicarnos con él, ponerle música, hará que lo sintamos más cerca, preparándonos para el momento en el que realmente llegue a nuestros brazos. Conocer cómo va siendo su evolución mes a mes, cómo va creciendo en nuestro vientre, escribirle alguna carta, llevar un diario de nuestro embarazo, responder a sus pataditas…

Todas estas sencillas actividades lograrán que la vida que se gesta en nuestro seno nos llene más de vida a nosotras. Las posibles molestias de nuestro embarazo se olvidan en estos momentos de comunicación.

No lo olvidéis, para tener un embarazo sano hace falta un embarazo feliz. Hemos de cuidar mente y cuerpo en esta etapa tan delicada de nuestra vida, cargada de emociones y sensaciones a veces contradictorias. Espero que estos consejos para lograr un embarazo sano y feliz os animen a afrontar esta etapa de vuestras vidas con un talante optimista y lleno de vitalidad.

 

Diez cosas que debe evitar una embarazada

Todos sabemos y tenemos claro que un embarazo no es una enfermedad, por lo que no hay que tratar a las mujeres como si de unas impedidas se tratara y, más o menos, pueden llevar una vida normal, si los cambios producidos por el embarazo lo permiten.

Sin embargo, pese a no ser una enfermedad, también tenemos claro que no es una situación habitual y que muchas de las cosas que haga la madre repercutirán en el bebé. Por eso, sin afirmar que son las cosas más importantes a tener en cuenta, pero afirmando que todas las que comentaremos deben considerarse, os ofrecemos a continuación diez cosas que debe evitar una embarazada.

Consumir alcohol durante el embarazo

En más de una ocasión he oído eso de “por una copita no pasa nada” y es muy posible que sea cierto, pero es muy difícil, por no decir imposible, asegurar cuánto es un consumo seguro y, ante la duda, es mejor no probarlo. De vez en cuando aparecen estudios que dicen que podría ser seguro, pero de vez en cuando leemos también información que demuestra que no.

Una copita en todo el embarazo es probablemente segura, pero el “por una copita no pasa nada” obvia la coletilla, que puede ser “al día”, “a la semana”, “al mes” o “en todo el embarazo”, cuando no es lo mismo. Se sabe que la concentración que alcanza el alcohol en la sangre del feto es muy similar a la que puede encontrarse en la sangre materna, de modo que los síntomas que puede padecer una mujer por haber bebido alcohol los estará viviendo también su bebé, con el agravante de que es mucho más pequeño y tiene un cerebro en formación.

Fumar durante el embarazo

Fumar es malo. Lo es para una mujer embarazada y lo es también para una que no lo está. En el caso que nos ocupa, como hablamos de embarazadas, los datos parecen demostrar que las madres fumadoras tienen más riesgo de aborto, de hemorragia vaginal, de parto prematuro, de embarazo ectópico, etc. Además, los bebés nacen con menos peso, tienen más riesgo de padecer el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL) y nacen más irritables por padecer síndrome de abstinencia (nacen esperando seguir recibiendo las mismas sustancias que recibían por causa del tabaco de su madre).

Tomar demasiado café durante el embarazo

Aunque más que hablar de café podríamos hablar de cafeína, porque las bebidas de Cola la llevan y el mate, por ejemplo, también.

El tema está en que lo recomendable es tomar como mucho 300 miligramos diarios de cafeína, que equivalen a tres tazas de café o seis refrescos de cola. Como veis, no es fácil pasarse de la cifra, pero oye, todos conocemos a gente que toma más de tres cafés diarios y, en caso de embarazo, se aconseja reducir la cantidad diaria.

Tomar baños calientes y saunas durante el embarazo

No sé si apetece mucho eso de tomar un baño bien caliente estando embarazada, o incluso ir a la sauna, porque a mí no me apetece ni quitando la posibilidad de quedarme en estado, pero por si acaso entra la tentación, es importante comentar que las embarazadas deberían evitar que su cuerpo supere los 38,9ºC, sobre todo en el primer mes de gestación, cuando ese aumento de temperatura puede afectar al sistema nervioso del bebé. Por eso no se recomiendan los baños calientes, las aguas termales, la sauna y en general toda actividad que eleve la temperatura del cuerpo por encima de esa cifra.

Hacer dieta

Todo embarazo implica un aumento de peso. Además se tiende a retener líquidos, a moverse una menos y a comer, quizás, más. Eso hace que el peso vaya subiendo y subiendo y que la figura, obviamente, vaya cambiando. Muchas mujeres quieren evitar ese aumento de peso y cometen el error de ponerse a dieta durante el embarazo, que es precisamente cuando menos indicado está. La razón es que hacer dieta puede afectar al desarrollo cerebral de los bebés, puede hacer que las paredes de los vasos sanguíneos del bebé sean más débiles y hace que, además, el bebé reciba peores nutrientes.

Radiografías durante el embarazo

Las radiografías, que en nuestra infancia se hacían tan alegremente, se limitan ya a hacerse cuando se consideran estrictamente necesarias. En el caso de una embarazada, hay varios estudios que demuestran que para afectar al feto debería darse una radiación muy alta o hacer la radiografía directamente sobre el útero materno. De todas maneras, como digo, y por si acaso, se recomienda buscar métodos alternativos o bien dejar la radiografía para después del embarazo, si es posible.

Comer peces grandes

Hace cosa de dos años la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) emitió un comunicado en el que recomendaban evitar el consumo de peces grandes como el atún, el pez espada o el tiburón por la gran cantidad de metales que acumulan, sobre todo mercurio, que pueden afectar al desarrollo neuronal del bebé.

Hacer ejercicio de alto impacto en el embarazo

Ya nadie duda de que hacer ejercicio durante el embarazo es beneficioso para las mujeres. Si a eso añadimos que ahora sabemos que también es bueno para los bebés, no queda razón para no recomendarlo. Sin embargo, no es lo mismo hacer un poco de ejercicio cada dos o tres días que hacer ejercicios de alto impacto con saltos, sacudidas bruscas, cargando objetos pesados o similar, a no ser que la mujer esté tan acostumbrada a todo ello que pueda hacerlo, reduciendo la intensidad, con seguridad.

Comer alimentos que puedan contagiar la toxoplasmosis

Es raro, es difícil y es improbable que una mujer que no ha padecido nunca una toxoplasmosis la coja justamente cuando está embarazada. Sin embargo, no es imposible. Por eso, aquellas que tras las analíticas sepan que no están inmunizadas contra esta enfermedad deberán tener cuidado con los alimentos que pueden contagiarla, pues se trata de una enfermedad que pone en riesgo serio al bebé.

Para ello debe evitarse el consumo de carnes crudas o poco hechas, el consumo de lácteos crudos y de todo aquel alimento que venga del campo y no haya sido lavado a conciencia (un animal infectado podría haber defecado sobre ellos).

Pasar el embarazo sola, estresada y/o sin información

Para acabar, os dejamos con un tres en uno, por eso de que ya no son cosas que una haga o deje de hacer, o que coma o deje de comer, sino una cuestión más del entorno directo y de la vida que lleva una embarazada. Un embarazo implica dos personas, una pareja, por eso es interesante lograr la implicación del papá en el embarazo, para que él también sepa de qué va el tema, cómo te sientes, qué necesitas, cómo será el embarazo, el parto y cómo será luego, cuando el niño ya haya llegado.

Juntos podéis también informaros, porque (y os lo digo por experiencia) no es lo mismo ir a dar a luz y no es lo mismo tener un hijo sin información, que con ella. “La información es poder”, dicen, y en este caso es cierto. Saber hace que una mujer tenga más claro lo que quiere y lo que no quiere, lo que es normal y lo que no es, lo que puede hacer para estar más tranquila durante el parto y lo que no debe hacer para que todo vaya mejor. Así podrá controlar sus miedos y, con un poco de preparación, ir en mejores condiciones a dar a luz.

De igual modo, y como todos sabemos, el estrés no es buen compañero de viaje de nadie, ni de los solteros ni de los casados, ni de los que esperan a un bebé, ni de los que no lo esperan. Por eso, y para que el embarazo sea feliz y recordado como merece, debe minimizarse o eliminarse el estrés durante el embarazo. Además, se sabe que el estrés puede llegar a afectar no sólo al bebé, sino también al devenir del embarazo, así que lo dicho: nada de estresarse mientras haya barriguita.

¿QUÉ COLOR DE PELO ME FAVORECE?

Quieres cambiar tu look, pero no sabes bien cuál será el color de pelo que te favorecerá más. Tienes miedo a usar colores que no definan tu personalidad o incluso encontrarte con un cambio del que no estás del todo segura y con el que no te sientes cómoda. Si hay una cosa clara, es que quieres cambiar tu look y para ello, deberás de tener en cuenta diferentes factores como el color de piel, el color de tus ojos o incluso tus rasgos.

¿QUÉ TINTE ESCOGER SEGÚN TU COLOR DE OJOS?

Si estás perdida con qué color elegir para tu pelo, te damos unos consejos sobre los tonos que mejor te sentarán según el color de tus ojos. ¡Apunta!

OJOS VERDES

Prueba con los castaños claros o los rubios ceniza, sobre todo si tienes la piel clara. Con estos colores observarás como suavizarás tu rostro y dulcificarás los rasgos.

¿Necesitas más consejos para lucir espléndida con tus ojos verdes? Echa un vistazo a nuestro artículo con consejos para maquillaje con ojos verdes.

OJOS AZULES

Para los ojos azules un rubio oscuro con toques dorados será perfecto para dulcificar tu rostro. Si quieres un cambio de look total, ¡opta por los negros intensos y verás cómo potencias el color de tus ojos!

OJOS MARRONES/MIEL

No dudes en apostar por los colores de pelo castaños y chocolates si tus ojos son marrones cálidos. Si quieres aplicar una nota de color, añade a tu look unas mechas californianascontraste. ¡Sensual y provocadora!

OJOS NEGROS

Para los ojos muy oscuros, lo mejor es apostar por colores de pelo negros y marrones intensos, sobre todo si tienes la piel bronceada. Los tonos oscuros tienden a endurecer los rasgos, así que este color será perfecto si quieres dejar atrás tu apariencia de niña buena. ¡Sé una Lady Rocker!

¿QUÉ COLORACIÓN ESCOGER SEGÚN TU TONO DE PIEL?

PIEL CLARA

Opta por los rubios claros, los dorados o los castaños cobrizos. Los rojizos también será n una apuesta segura. Olvídate de este color, si tienes la piel muy oscura o estas muy bronceada.Ten cuidado con tus cejas. Si las tienes mucho más oscuras que el color de tu pelo, tíñelas levemente, si no tu cambio de look podría resultar demasiado artificial.

PIEL OSCURA

Opta por los tonos castaños, los caobas o berenjenas y por supuesto, los marrones muy oscuros y negros.Si quieres mostrar un rostro más aniñado, prueba a utilizar castaños más claros o incluso algunas mechas o reflejos, mostrando un equilibrio entre tu piel y tu cabello. ¡Es la apuesta más segura para lucir un cabello natural!

6 Jugos naturales para reducir el colesterol

El colesterol alto afecta a muchas personas y aunque es una enfermedad silenciosa, ya que no tiene síntomas, es preocupante, ya que el exceso de grasa se acumula con el tiempo en las arterias, generando problemas, que se hubiesen podido prevenir llevando una alimentación más sana.

Una vez el médico después de realizar diferentes exámenes te indica que tienes el colesterol alto, te debe indicar el tratamiento a seguir, el cambio en la alimentación y en nuevo estilo de vida que debes llevar, para de esta forma nivelar el colesterol, y, es que aunque el colesterol es esencial para nuestro cuerpo, cuando la acumulación de este es excesiva, puede ser mortal.

Sin embargo, si se siguen al pie de la letra las indicaciones de los médicos y se cambian los malos hábitos de vida, podremos reducir el colesterol malo y así mejorar nuestra salud. Además de estas indicaciones médicas existen varios jugos naturales para reducir el colesterol, que puedes incluir sin problemas en tu dieta, bebiéndolos a diario y de esta forma obtener todos los beneficios de estos súper alimentos (Visita además: 4 bebidas para limpiar el hígado) .

Batidos naturales para reducir el colesterol y los triglicéridos

1. Primer jugo para reducir el colesterol
Este jugo lo puedes consumir en la mañana en ayunas y en la noche antes de irte a acostar, durante el tiempo que desees. Para prepararlo necesitarás los siguientes ingredientes (para dos vasos):

  • Una manzana roja
  • Una zanahoria pelada
  • El jugo de un limón
  • 8 fresas
  • Un vaso con agua

Lava muy bien los ingredientes y pártelos en cuadros para agregarlos a la licuadora y procesarlos. Para finalizar cuela el jugo y añade el jugo del limón. Si tienes extractor de jugo mucho mejor, ya que de esta forma preparas el jugo más rápido y no tendrás que colarlo.

Si estás buscando jugos naturales para limpiar tu colon, te invitamos a leer nuestros artículos:

2. Segundo jugo para reducir el colesterol
Este jugo debes beberlo en ayunas durante el tiempo que desees y para prepararlo necesitarás los siguientes ingredientes (para un vaso):

  • 2 cucharadas de avena
  • Una taza de fresas
  • Una taza de piña
  • Un vaso con agua

Agrega todos los ingredientes a la licuadora y procésalos muy bien. Sirve y bebe de inmediato. Si deseas puedes agregar una cucharada de miel para darle algo de dulce.

3. Tercer jugo para reducir el colesterol
Este jugo lo puedes tomar todas las mañanas en ayunas durante el tiempo que desees. Necesitarás los siguientes ingredientes para prepararlo (para un vaso):

  • Una manzana roja
  • Un banano maduro
  • 8 fresas
  • Un vaso con agua
  • Una cucharada de miel de abejas

Agrega todos los ingredientes a la licuadora y procésalos muy bien. Bebe todas las mañanas en ayunas un vaso de este jugo.

4. Cuarto jugo para reducir el colesterol
Este jugo debes consumirlo todas las mañanas en ayunas para reducir el colesterol. Los ingredientes que necesitarás son los siguientes (para un vaso):

  • Una remolacha o betabel
  • Media taza de fresas
  • Un puñado de arándanos
  • El jugo de dos naranjas
  • Una cucharada de avena
  • Un vaso con agua

Lava muy bien todos los ingredientes y córtalos en cuadros, para añadirlos a la licuadora y procesarlos. Una vez estén bien mezclados los ingredientes, procede a colar todo y consume.

5. Quinto jugo para reducir el colesterol
Este jugo lo debes beber todas las mañanas en ayunas, durante dos semanas. Para prepararlo necesitarás los siguientes ingredientes (para un vaso):

  • 1 taza de fresas
  • El jugo de 2 naranjas
  • 1 kiwi

Lava y desinfecta las fresas, corta las hojas y pártelas. Lava y pela el kiwi.  Coloca todos los ingredientes en la licuadora, para procesarlos  toma de inmediato.

6. Sexto jugo para reducir el colesterol
Este jugo lo debes tomar tres veces por semana en ayunas, durante el tiempo que desees. Los ingredientes que necesitas son los siguientes (para un vaso):

  • 1/2 pepino (para ensaladas)
  • 2 dientes de ajo
  • El jugo de 1 limón
  • 1 trocito de gel de sábila (aloe vera)
  • 1 vaso de jugo de toronja

Lava todos los ingredientes y añádelos a la licuadora hasta que se procesen bien. Una vez estén bien mezclados, cuela la preparación y bebe el jugo resultante.

Recomendaciones

  • Es importante que consultes a tu médico y que te hagas chequeos periódicos para cerciorarte que tu salud y tu colesterol están a punto. Además sigue al pie de la letra las recomendaciones de tu médico tanto en la alimentación como en el consumo de los medicamentos que él señale.
  • Reduce el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas (frituras, leche o cremas enteras, chocolates, comida rápida o chatarra).
  • Practica ejercicio, de acuerdo a tu edad y estado físico, ya que se ha demostrado que aumenta los niveles de colesterol bueno en sangre y reduce el riesgo de sufrir otros problemas de salud.
  • Incrementa el consumo de cereales integrales, ya que por su alto contenido de fibra favorecen la reducción de los niveles de colesterol malo, sin afectar al bueno.
  • Reduce además el consumo de alcohol y tabaco ya que reduce los niveles de colesterol bueno y como sabes causan otros problemas de salud y hasta la muerte